Dedicado a Juan Ignacio: "Otoño en Madrid"

19 feb. 2014

Juicio en la Audiencia Nacional contra los etarras asesinos de Pedro Antonio Blanco





Crónica de la 2ª jornada del juicio contra los asesinos etarras de Pedro Antonio Blanco:

Sobre las diez de la mañana llegamos al lugar Ana Políticamente Incorrecta, Gregorio Masa y yo, pero allí ya estaban Alfonso Sánchez García e Ivan de la Cruz llamando de todo menos "bonitos" a los "familiares" de los etarras que no han tenido más remedio que aguantar el chaparrón al que nos hemos sumado con renovadas fuerzas mientras pasaban por el arco detector de metales de la entrada. La gentuza se sonreían entre ellos y eso nos animaba más a no dejar de "piropearles" mientras un policía, colocado entremedias, nos hacía guiños cómplices.

Después también nos hemos metido en la sala de juicios donde el camarada Alfonso Blanco, hermano del militar asesinado, estaba sentado delante y ya nos buscaba con la mirada, así que nos hemos puesto detrás suyo, de apoyo moral. Y ahí hemos estado, aguantando bilis para dejar que se celebrara la vista sin saltar al cuello de nadie y sin liarla como se merecía la ocasión. Es difícil decidir qué hacer, no ha sido fácil no actuar y estar bajo el mismo techo que las alimañas asesinas y sus cómplices porque lo que pedía el cuerpo era arrasar con toda lo animado e inanimado...

Pero según avanzaba la jornada la idea era clara, en cuanto la jueza pronunciara las palabras mágicas intentaríamos montar jaleo. Y efectivamente, tras cuatro horas de vista, después de que la única mujer etarra soltara su discurso en homenaje a la lucha vasca y en solidaridad con el etarra aparecido muerto en la prisión del Puerto I en Cádiz, al oir el "visto para sentencia" de la juez nos hemos levantado y sacando 2 banderas españolas hemos gritado "asesinos", "pena de muerte", "arriba España", "hijos de puta", "Vascongadas españolas"... así hasta que los policías de paisano nos echaron de allí.

Y según salíamos, los gritos del exterior ya nos indicaban que los camaradas apostados desde hacía varias horas fuera como Nacho Menendez Gonzalez-Palenzuela, Mugre, David, Soldados Españoles, etc. habían comenzado ya su labor contra los pro-etarras que huían de nosotros en la sala y creían que en la calle lo tendrían mejor. En absoluto porque incluso los hemos seguido con las banderas mientras oían lo que seguramente nadie les había llamado a la cara hasta hoy.

Así ha terminado todo. Nuestro camarada Alfonso Blanco y su hermana nos han hecho saber su sincero agradecimiento por el apoyo que les hemos dado pero lógicamente no lo hemos aceptado porque esto era un deber. Al final, Nacho ha gritado un "¡Pedro Antonio Blanco!" que todos, incluso su hermano, hemos contestado con un "¡presente!" con el brazo en alto y así hemos dado por finalizada esta mañana de activismo que unos pocos hemos realizado en nombre de cuantos sabemos que también estábais ahí de corazón.

En definitiva, modestamente, pero misión cumplida.