Dedicado a Juan Ignacio: "Otoño en Madrid"

1 ago. 2016

COMUNICADO DE LA A.C. IN MEMORIAM JUAN IGNACIO



La Asociación Cultural In Memoriam Juan Ignacio, con CIF G-86382348 e inscrita en el Registro de AA.CC. y PP.PP. del Ministerio del Interior en fecha 7 de Diciembre del 2011

COMUNICA

Que con fecha 21 de Mayo del corriente año fue denunciada por la Policía del municipio de Sueca (Valencia), dicha denuncia –en realidad, propuesta de denuncia- fue confirmada por el ayuntamiento en fecha de 31 de Mayo y expediente sancionador 28/16 mediante el cual se impone a la ACIMJI la cantidad de 30.000 euros de multa.
Explicar que, dicha sanción administrativa es la de mayor cuantía que contempla la ley y que para ser aplicada deben concurrir un buen número de agravantes tales como desórdenes públicos, reiteración, alarma social, etc.

Como quiera que no se daban ninguna de estas condiciones y que además el motivo de la sanción ni siquiera es imputable a nosotros, solicitamos ser recibidos por el Concejal de Seguridad Ciudadana. Tras una primera reunión en la que se nos reconoció la desproporción y se nos prometió revisar la cuantía de la sanción, en la siguiente reunión se nos confirmó la denuncia en todos sus extremos, llegándose a afirmar que “van a por nosotros”.

ACIMJI, por medio de sus abogados ya ha presentado el correspondiente recurso aunque ya hemos sido informados de que va a ser desestimado -¡sin siquiera leerlo!- , por lo que no nos dejan otra opción que acudir a contencioso y que decida un juez.
Como el recurso no paraliza la vía administrativa, tenemos que depositar en fechas inmediatas la cantidad reclamada de 30.000 euros.

Hace tiempo que rumiábamos que el advenimiento del frente popular a los consistorios iba a desatar las ya viejas persecuciones de estos aprendices de Stalin contra todo aquello que oliera a patriotismo, lo que no podíamos imaginar es que su mezquindad llegaría incluso al descaro de dictar conscientemente resoluciones manifiestamente injustas. Eso tiene un nombre –todavía- en el estado de desecho actual y lógicamente, Acimji va a tomar todas las medidas legales que considere oportunas.
No van a conseguir matarnos, no al menos, sin lucha.

NECESITAMOS la colaboración de todos, camaradas, simpatizantes y amigos. Incluso de aquellos que no siendo ninguna de las tres cosas, se rebelen contra las injusticias y los abusos de poder.
Toda aportación, por modesta que pueda parecer, nos ayudará a recaudar esa suma de 30.000 euros con la que estos miserables piensan que nos pueden hacer desaparecer.
Se ve que no nos conocen.

A ti, lector de El Cadenazo, a ti que acudes a la Marcha de las Antorchas, a ti que te has acercado alguna vez a escuchar nuestra voz o nos sigues a través de las redes sociales, a ti que a lo mejor no dispones de tiempo o incluso ilusión para militar pero que aún te enerva la persecución a la que estamos siendo sometidos por los “paladines de la democracia”, a ti te pedimos que nos ayudes a mantenernos en pie, porque no olvides nunca que nosotros seremos los últimos que rendiremos nuestra bandera.
Y será por encima de nuestros cadáveres.

5 euros, 10 euros... toda piedra hace pared y cualquier modesta aportación sumada a las demás será nuestro aliento para enfrentarnos a esta agresión.
Sin párrafo de gracias, escuetamente gracias.
A nuestro estilo.

Juan Antonio López Larrea
Presidente de la Asoc. Cultural In Memoriam Juan Ignacio

APADRINE UNA RATA NEGRA :
Número de Cuenta : ES27 2038 6358 1260 0004 4240

16 dic. 2014

VÍDEO OFICIAL - MARCHA DE LAS ANTORCHAS 2014


Más de dos mil personas desafían a la lluvia en Madrid y marchan en homenaje a Juan Ignacio y los Caídos por la libertad de Europa.



24 nov. 2014

MARCHA DE LAS ANTORCHAS 2014


Como un año más, este es el 4º, la Asociación In Memoriam Juan Ignacio convoca la Marcha de las Antorchas el próximo sábado 13 de Diciembre, coincidiendo las fechas con el aniversario del vil asesinato del Secretario del Frente de la Juventud, Juan Ignacio González el 12/12/1980.

Un año más, esperamos que esta convocatoria sea masiva y que miles de patriotas alumbren con antorchas las calles de Madrid pidiendo Justicia en homenaje a Juan Ignacio y a todos los Caídos por la Libertad de Europa.

4 nov. 2014

NO DISPAREN AL PIANISTA



Reconozco que me gusta una buena polémica más que a Rato una sauna. Aún así, sé que debería evitar meterme en este charco cada vez de mayores proporciones que es dar opinión sobre Podemos; pero es que observo cómo se levantan voces desde nuestras filas, día a día con mayor número de fieles, llamando a la guerra santa contra el rojo y se me llevan los demonios.
Parece que tener al enemigo en el punto de mira ha puesto de acuerdo a un buen puñado de “camaradas” de esos que hasta aquí te resultaba difícil poner cara. Mucho ardor guerrero dormido se está desatando y quizás ha llegado el momento de hacer crecer mi número de desafectos poniendo los puntos sobre mis íes.

A día de hoy y salvo que me haya perdido algo, Podemos no tiene cargos electos dentro del territorio español. Por tanto, la gestión de la crisis económica, la desaparición de MILES DE MILLONES de fondos públicos y el consecuente recorte en prestaciones sociales o salarios para poder cuadrar partidas presupuestarias, los más de 5 millones de parados, los rescates NO RECUPERABLES a la banca, los 50 desahucios DIARIOS, los 6 millones de inmigrantes con sus respectivas ayudas de integración, la desmembración de la nación Española víctima de un secesionismo impulsado por oligarquías provincianas corruptas y los datos alarmantes de la cantidad de familias de compatriotas que ya se sitúan en el umbral de la pobreza, no pueden ser achacables a nadie más que los partidos del régimen de 1978 y de manera especial al “patriótico” Partido Popular.
Ante todo esto, agitar la bandera de “que vienen los rojos” es una estupidez, producto de mentes ralas, de espíritu y hábitos reaccionarios que sin ningún género de dudas, no han entendido nada de lo que es el fascismo.
La cochambre de “los grandes de España”, el caciquismo rural -que sigue en muchísimas áreas instalado hasta el tuétano-, de la oligarquía empresarial o financiera, toda esta chusma de corruptores de los que ha surgido firmemente cual pararrayos esta castuza de políticos rufianes, tiene que tener, como decía el poeta, su mármol y su día. Y a mí personalmente me gustaría que fuéramos nosotros su notario, ¡cómo no!, pero si nuestro músculo en este crucial momento no es capaz de seguir nuestra mente ¡¡al menos que lo haga alguien!!.
Esto no significa que sea ningún ingenuo; soy perfectamente consciente de las ideas que laten detrás de los líderes del “movimiento ciudadano”, pero esa es una factura que tendremos que saldar en su momento, no ahora a cuenta de convertirnos en mamporreros de la derecha y todo lo que ésta representa de injusticia y vejación.

Pero hay otra lectura más allá de la puramente política y es la lectura moral.
¿A quién le importa de verdad lo que está pasando en este país? Porque a la inmensa mayoría de nuestra sociedad le importa un puto huevo. La catastrófica situación que España está viviendo solo sirve para animar charlas de sobremesa con café, copa y puro. España se ha convertido en una nación de miserables burgueses pusilánimes, gentes acomodadas – hasta en la pobreza – dispuestas a vender desde las joyas de la abuelita hasta su propia dignidad, con tal de seguir saliendo los fines de semana y alargar su propia agonía un año más. Seres patéticos que están esperando que alguien les saque las castañas del fuego mientras terminan una conversación acerca de la corrupción con la frase “¿tú qué harías si estuvieras ahí?” y una boba sonrisa cómplice compartida por todos los contertulios.

Esta es la triste realidad y precisamente este es uno de los grandes problemas que tenemos en el “área”; más allá de la dichosa estrategia, la falta de motivación, la falta de interés y la falta de compromiso. No nos fustiguemos más, somos el reflejo de nuestra sociedad.
Y Podemos ha sido capaz de romper esa apatía. Hay que reconocerlo. Y como consecuencia de ese reconocimiento es inevitable sentir – si no admiración – sí al menos respeto por lo que están consiguiendo: romper con la apatía generalizada.

Son adversarios, sin duda, pero son adversarios dignos. Dejad de menospreciarlos con tonterías y tópicos rancios.
A mí me inspiran más respeto que la mayoría de mis compatriotas.


LARREA   NOV/2014

19 oct. 2014

IN MEMORIAM EN ALICANTE




Nova Lucentum fue ayer, para los que no la conocíamos, una agradable sorpresa.
Un local en planta baja, adecuado para su cometido, un grupo humano muy joven, cohesionado y de ideas claras, ganas de trabajar por la Causa, ilusión a raudales  y, sobre todo, una agrupación (otra más) que supera los debates estériles sobre ideología para centrarse en los problemas reales que que demanda la situación antual y la sociedad española.
Con mimbres como éstos se harán cestos. Así da gusto desplazarse allá donde seamos requeridos.

Gracias, Nova Lucentum, por vuestra invitación.

2 jul. 2014

LA GUERRA DE GILA





Por Juan Antonio López larrea



Odiosas comparaciones…


"Contaré que el diablo no tiene color, ni nación, ni bandera. Y cómo, para crear el infierno en el mar o en la tierra, no eran menester más que un Español y el filo de una espada”. PÉREZ REVERTE


El plan de defensa de un ataque de zombies se trata tan solo de un ejercicio de entrenamiento en un escenario ficticio”. Capitán US ARMY, PAMELA KUNZE, AB/2014 


“A morir hasta aquí hemos venido, o a vencer si el cielo así lo dispone”.  JUAN DE AUSTRIA – GOLFO DE LEPANTO, 7/X/1571.


 "Cataluña necesita un ejército para que la comunidad internacional nos tenga en consideración y nos traten como iguales". ASAMBLEA NACIONAL DE CATALUÑA. 


"Os digo que España será la primera nación del continente que hará frente a Napoleón con una guerra de guerrillas. Y aunque sus nobles estén envilecidos y su Gobierno sea despreciable, la gente aún tiene sentido del honor, sobriedad y odio a los franceses". WILLIAM PITT, PRIMER MINISTRO BRITANICO MAY/1808 


El comandante Hashimoto se frotó los ojos antes de izar nuevamente el periscopio pues no daba crédito a lo que estaba viendo. En su derrota se había cruzado a primera hora de la mañana con el Indianápolis y aunque sus órdenes eran claras - no entrar en combate y regresar a toda máquina al Japón para incorporarse al dispositivo de defensa ante el inminente asalto final de los norteamericanos -, aquel blanco era demasiado goloso como para dejarlo pasar. El crucero viajaba a velocidad de turista y no seguía siquiera los pertinentes zigzag de rutina como primera medida antisubmarinos. Literalmente, se estaba dando un garbeo por el océano. Hashimoto echó la visera de la gorra a la nuca, se sacudió nerviosamente el sudor y pegó de nuevo sus ojos al periscopio para observar aquel caramelito; estaba empezando a anochecer y descartó definitivamente que pudiera tratarse de un cebo, el Indianápolis viajaba solo. El barco se recortaba perfectamente contra la luz de la luna y con velocidad constante; no necesitaría siquiera un cálculo para encontrar la solución de tiro de sus torpedos, en 20 minutos se pondría a huevo.

A bordo del crucero, el comandante Charly Mc Vay se retiró a descansar sin haber recibido todavía órdenes desde que, tres días atrás, entregaran en la base naval de Tinian aquella misteriosa carga. Al llegar a puerto había desaparecido su desproporcionada escolta y desde entonces vagaba por el mar en solitario a la espera de instrucciones. Él no lo sabía pero acababa de entregar la Little Boy que pocos días más tarde arrasaría la ciudad de Hiroshima. El primero de los torpedos arrancó de cuajo la proa del Indianápolis. Breves instantes después, un segundo pepino partió el crucero por la mitad. Apenas dio tiempo para destrincar un par de botes salvavidas y lanzar hasta por cinco veces un SOS por el canal de emergencia -el único canal que las extremas medidas de seguridad de la misión permitían mantener abierto-.

El barco a pique y casi mil hombres al agua. La calurosa noche tropical dejó paso lentamente al amanecer entre los lamentos desesperados de los heridos que flotaban a discreción. Con las luces del alba aparecieron los primeros. Posiblemente habían estado siguiendo el rastro de los náufragos durante toda la noche guiados por su fino olfato y el rastro de sangre que dejaban los heridos. Se trataba de tiburones de punta blanca. Después llegarían los tiburones tigre, capaces de partir a un hombre en dos de una dentellada. El banquete duraría tres días. El azar quiso que un avión de reconocimiento descubriera al cada hora más menguado grupo de náufragos; porque si no, jamás hubiéramos conocido este episodio. Poco más de 200 hombres fueron sacados del agua, 873 marineros murieron, o bien de sed o bien por los escualos. Una muerte atroz en cualquiera de los dos casos. 

¿Cómo fue posible que en unas aguas -la ruta de las Filipinas- repletas en aquellas fechas de buques norteamericanos, nadie respondiera en pocas horas al SOS emitido?. Sencillo,  porque oficialmente el Indianápolis estaba varado por obras de reparación en San Francisco y todos los barcos receptores de la señal de socorro pensaron que se trataba de una trampa de los japoneses. Aquel barco no estaba allí. Cosas de la inteligencia militar.

El desastre del Indianápolis fue llevado a juicio por los familiares ya que objetivamente aquellas muertes no podían ser consideradas producto de una acción bélica. Las responsabilidades fueron diluyéndose de políticos a mandos, de éstos a almirantes y de éstos al comandante de la nave. A pagarlo, pocarropa. Mc Vay fue hallado responsable único de la tragedia. 60 años después, el presidente Clinton repararía el honor del ex comandante. Un poco tarde, Charly hacía mucho tiempo que había encontrado la paz en el cañón de su 45. Solo su enemigo Hashimoto había declarado en su favor en el juicio.

No se trata de un episodio muy conocido, nunca ha salido en ninguna heroica película “jolivudiense” de éstas realizadas por los vencedores de la última gran confrontación mundial para mayor auto-gloria,  y que han convertido a los ojos de todo el mundo a un ejército de patanes en los mejores soldados de la historia. Nada más lejos de la realidad. Los nuevos Césares, para vergüenza del resto del mundo “civilizado” o por civilizar, son en realidad una máquina de hacer la guerra, no por su valor sino por un potencial bélico basado en el dinero. Un ejército de hombres bien pagados y puntualmente  -qué diferencia con aquellos Tercios que pusieron cerco a Amberes-,  cuyo presupuesto solo para defensa supera con creces al global de la mayoría de los países del mundo. Un ejército que además de sostener con sus intervenciones la moneda norteamericana - inflando el dólar haciendo guerras a otros países-, proporciona grandes beneficios a fabricantes de armamento y a políticos que intermedian en la adquisición de sus productos.

Sí, la US ARMY es un gigantesco rodillo de amasar fortunas. Pero en realidad ellos, los yanquitos, han demostrado en muy pocas ocasiones estar a la altura del valor que los legendarios ejércitos de los grandes imperios nos han legado a lo largo de la historia de la humanidad. Los Useños no ocupan militarmente los países que agreden, porque habitualmente les zurran de lo lindo y desarrollan una “estrategia de guerra inteligente con ocupación intelectual”. El resumen de esta frase es que saquean impunemente los recursos naturales sin mojarse el culo, porque cuando lo hacen les dan hasta en el carnet de identidad.

Pese a todos los avatares citados, su “inteligencia militar” sigue dejando mucho que desear, permaneciendo en los niveles que llevaron al suicidio al comandante Mc Vay. Y si no, que se lo pregunten a Mohammed Atta y sus piruetas de aterrizaje personalizado.

Inteligencia militar…. paradoja donde las haya. Quedan demasiado lejos los Escipión, Genghis Kahn, Alejandro, Bonaparte, Fernández de Córdoba o Álvaro de Bazán como para hacer chistes polisémicos con la frasecita de marras. Sin embargo hoy nos hemos desayunado con el proyecto militar de una nueva potencia emergente… Cataluña.

Y este hecho nos ha devuelto la fe en que “manu militari”, alguien ponga freno al humillante vasallaje a los gringos de ultramar. La frase “inteligencia militar” cobra una nueva dimensión a ojos de todo el mundo cuando imaginamos al ínclito Artur Mas pasando revista a una suerte de ciclados marines tocados de barretina y en formación de castellets. Arturo, que lleva el pelito como Russell Crowe en American gangster y que, como a éste en dicho film , intuimos con un penetrante aroma a Varón Dandy, pero de serie, nos ha salido milinko. Y en la mejor tradición de la rancia burguesía catalana, lo quiere todo.

Y todo es poco; tanques, fragatas, infantes, helicópteros polivalentes, reservistas, guerrilleros, cabos, generales, academias navales, mercantes civiles, espantasuegras y hasta un regalicero de cabecera que provea de chicle Bazoka a las tropas,porque es sabido que los tipos duros mastican la goma de mascar a mandíbula batiente. Con perdón lo de batiente, porque el asunto de batirse ya es otra historia. Pero la parte que más nos ha impresionado es aquella en que afirma que existirá preparación para actuar “en cualquier lugar del mundo para rescatar a los catalanes que puedan ser víctimas de un secuestro por motivos ideológicos o económicos”. ¡Macho, ahí, valent!  ¡¡Y yo que te veía más de películas de romanos, con gladiadores engrasados, masculinos torsos sudorosos y pantorrillas de spining asomando por debajo de esas falditas tan monas de los centuriones!!. 

En fin, como en el clásico, ¿tú comes caracoles, Antonino Mas?.  Estaba equivocado contigo Arturito; coño, nunca acabas de conocer a las personas, te veía en la onda de Espartaco y me has salido Rambo de butifarra y caganer. Pero como buen caudillo, sabes ser generoso en las victorias e instas a “las demás potencias a alcanzar alianzas internacionales para defender el Mediterráneo”. 

Joder. Que vuelvan Barbarroja, Dragut y compañía,  ¡¡¡pero ya !!! 



25 jun. 2014

EUFEMIERDAS





La verdad se corrompe o con la mentira o con el silencio.
Cicerón


Llámenme facha,  pero yo creo que esa forma de hablar para que nadie te entienda, todas esas frases rebuscadas para describir conceptos que ya tienen su palabra asociada en el diccionario, se inventó con la democracia.
Fíjense que, los de mi edad para arriba (o para abajo, que también esto es un misterio) aprendimos en escuela a analizar una frase; ya saben, sujeto, verbo, predicado, complemento directo, etc. e incluso aprendimos a interpretar textos, algunos asaz complicados a tiernas edades: “cerrar podrá mis ojos la postrera sombra que me llevare el blanco día”. Vamos, como que deberíamos estar entrenados, pero les juro que yo me siento a escuchar un político y las más de las veces no tengo ni pajolera idea de lo que ha querido decir.
Que, eso sí, contra lo que la gente ordinaria (con perdón) piensa, siempre quieren decir algo, lo que no quieren es que esa gente ordinaria se entere. Que son cosa diferente.
He buceado en mi memoria cual si un ilusionista me hubiese puesto en trance y he llegado hasta la edad en que comencé a usar pantalones largos asiduamente y se me ha aparecido mi abuelo diciendo “¿por qué coño le llamarán ahora a esto la gota fría?” y, una vez vuelto en mí mismo, tengo la certeza de que es ahí donde todo este guirigay comenzó.

Un buen día de hace un siglo, tras una tormenta de esas de cojones, salió un tipo por la tele y dijo que aquello ya no era un chaparrón, sino que era una “gota fría”. Adornó aquella neo-denominación con una serie de alardes técnicos de perfil alto, algo relacionado con el calentamiento de las aguas y el enfriamiento de los aires (¿o era al revés?), mientras señalaba con un puntero un mapa de otro planeta. Y se quedó tan ancho.
Ahora comprendo que aquello fue una estratagema, un truco -de perfil alto-, un “suelta esto y a ver que hacen”; como cuando Boyer lanzó la idea de la actualización del valor catastral y luego dijo que era una broma. Una broma de perfil alto, por cierto.
Lo tengo clarísimo; visto que aquella sustitución de una palabra por una explicación retórica era comúnmente aceptada, decidieron que era el momento de cambiar la forma de expresión de la casta para que nadie entendiera nada.
Así que todos los políticos se aplicaron con malsano interés en aprender las nuevas técnicas de comunicación que básicamente consistían en decir cosas de manera que nadie las comprendiera , rodeándose de tahúres a los que llamaron “asesores de imagen” y comenzó el circo de pegarse el atracón de reírse del pueblo en cada intervención. Todos lo han hecho, aunque el maestro del eufemismo ha sido Zapatero. Mariano está perfeccionando la técnica y ya es toda una promesa.

Comenzaremos con un ejemplo sencillo, digamos que de primer nivel.
María Dolores, mi compañera sentimental, actualmente pareja de hecho, como consecuencia de una relajación en nuestro sistema de planificación familiar, sufre un embarazo no deseado.

Traducción:
La Lola está preñá.
Por un calentón.

Bien, parece sencillo, pero tengan en cuenta que nos encontramos en el primer nivel.
Para pasar a la siguiente pantalla, intenten ahora articular una oración gramatical que contenga los siguientes términos: “movilidad laboral”, “cese temporal de convivencia” y “economía en deceleración”.
No se preocupe si no lo ha conseguido; salvo que se dedique a la política, claro está. Los seres humanos normales nunca superan este nivel.
Y ya, comprender –aún en su contexto–  el significado de frases como, “indemnización en diferido”, “externalización de servicios”, “línea de crédito en condiciones favorables”, “gravámenes de activos ocultos” o “recargo temporal de solidaridad”, se convierte en una hazaña digna de un Blade Runner.
Decía Lázaro Carreter que el eufemismo es un proceso muy frecuente que conduce a evitar la palabra con la que se designa algo molesto o inoportuno sustituyéndola por otra expresión más agradable. Está claro que el político, el día que explicaron la cita del maestro, no fue a clase.
El arte de sustraer la verdad al pueblo con artificios contables parece no tener techo; pero la realidad es mucho más cruel, este lenguaje es el pilar sobre el que se cimenta una élite corrupta y un sistema agotado.

El otro día, mientras me comía mi bocadillo de media jornada, fui testigo privilegiado de escuchar una conversación entre gentes de éstas a las que se entiende. Sintetizando, venían a decir algo así como que a los ricos no hay quien les entienda cuando hablan. “Que se vayan a la mierda”, dijo otro sin que se le atragantara ni una sílaba por el hecho de estar sentado a la mesa.
Esa es la realidad de la España actual; la fractura de la sociedad es el tremendo abismo que separa a los ricos y a los pobres, ampliado por la certeza de que es la clase trabajadora la que está pagando los platos rotos y, por mucho que la casta le dé vueltas a las frases, el pueblo hay algo que distingue con meridiana claridad: el concepto de pobres y ricos. Y ojo, dicen mierda, no “materia orgánica”.
Y es que no hay idioma tan preciso como el castellano.

LARREA