Dedicado a Juan Ignacio: "Otoño en Madrid"

27 dic. 2013

Lotería de Navidad

Las personas poseedoras de papeletas de la Asociación que deseen hacer efectivo el reintegro de las mismas, pueden ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro correo oficial, indicando localidad de procedencia, a fin de coordinar las gestiones.

26 dic. 2013

19 dic. 2013

MARCHA DE LAS ANTORCHAS 2013 - Discurso de Marta G-S





CAMARADAS, AMIGOS…



EN PRIMER LUGAR ME GUSTARÍA TENER UN RECUERDO PARA TODOS LOS CAMARADAS QUE LES HUBIESE GUSTADO ACOMPAÑARNOS PERO POR DIVERSOS MOTIVOS NO HAN PODIDO ESTAR AQUÍ, ESPECIALMENTE A JOSUÉ QUE POR DEFENDER SU VIDA ESTÁ CONDENADO A PASARLA EN LA CÁRCEL Y PARA ÉL NO HABRÁ ESTRASBURGO NI DOCTRINAS PAROT QUE VALGAN, PERO TAMBIÉN A ABELARDO PONS, Y GALO BRUL QUE HAN TENIDO QUE SALIR DE ESPAÑA PARA ENCONTRAR EL TRABAJO QUE EL ESTADO ESPAÑOL NO HA SIDO CAPAZ DE PROPORCIONARLES. 


12 DE DICIEMBRE DE 1980…EL DÍA EN QUE A POCOS METROS DE AQUÍ CAÍA ASESINADO EN LA PUERTA DE SU CASA DE TRES CERTEROS DISPAROS POR LA ESPALDA NUESTRO CAMARADA Y SECRETARIO NACIONAL DEL FRENTE DE LA JUVENTUD, JUAN IGNACIO GONZÁLEZ… 


JUAN IGNACIO ERA UN JEFE, ERA UN CAMARADA, ERA UN AMIGO… PERO ADEMÁS…ERA UNA FIGURA EXTREMADAMENTE INCÓMODA PARA LOS AMIGOS DEL SISTEMA QUE EN AQUELLOS DÍAS ATABAN LOS ÚLTIMOS CABOS PARA EJECUTAR LA VOLADURA CONTROLADA DE NUESTRA PATRIA Y DE TODOS AQUELLOS QUE INCLUSO CON SU VIDA, COMO DEMOSTRÓ JUAN IGNACIO, ESTABAN DISPUESTOS A DEFENDERLA.


LA VERSIÓN OFICIAL ACUSÓ A SUS PROPIOS CAMARADAS DE UN AJUSTE DE CUENTAS, SIN EMBARGO, LO ÚNICO CLARO DESPUÉS DE 33 AÑOS ES QUE EL ASESINATO DE JUAN IGNACIO AÚN NO HA SIDO RESUELTO…

LO ÚNICO CLARO ES QUE EL ASESINATO DE JUAN IGNACIO ES EL ÚNICO CRIMEN POLÍTICO DE LA PACÍFICA Y MODÉLICA TRANSICIÓN ESPAÑOLA QUE 33 AÑOS DESPUÉS SIGUE CON LOS CULPABLES ANDANDO TRANQUILAMENTE POR LA CALLE PORQUE A LA JUSTICIA DE ESTE ESTADO LIBERAL NO LE HA INTERESADO MOSTRARNOS NI SUS NOMBRES NI SUS CARAS…

JUAN IGNACIO TENÍA 28 AÑOS Y UNA VIDA ENTERA POR DELANTE CUANDO FUE ASESINADO, PERO SOBRE TODO TENÍA UN GRAN PROYECTO… QUERÍA CAMBIAR A ESPAÑA PORQUE LA AMABA.


MUCHOS DE LOS QUE ESTÁIS HOY AQUÍ LE CONOCISTÉIS, MUCHOS DE LOS QUE ESTÁIS HOY AQUÍ COMPARTISTÉIS RISAS, PLANES, PREOCUPACIONES Y TRINCHERA CON ÉL… Y HOY 33 AÑOS DESPUÉS SEGUÍS AQUÍ PARA EXIGIR JUSTICIA. UNA JUSTICIA QUE NI ENTONCES NI AHORA LOS APARATOS DEL ESTADO, QUE TAN RÁPIDO ACTÚAN CUANDO SE TRATA DE PROTEGER A LOS QUE OFENDEN A ESPAÑA Y ULTRAJAN SU BANDERA, HA SABIDO GARANTIZAR…AHORA COMO ENTONCES… LA JUSTICIA DEL ESTADO LIBERAL NO HA ESTADO A  LA ALTURA…¿O QUIZÁ Sí HAYA ESTADO A SU ALTURA?


CAMARADAS, YO ME PREGUNTO…¿DE QUÉ VALE ESPERAR JUSTICIA DE UN ESTADO QUE ES INTRINSECAMENTE INJUSTO, DE QUÉ NOS VALE CLAMAR EN EL DESIERTO SI ESTE SISTEMA ES EL ÚLTIMO INTERESADO EN QUE SE HAGA LUZ SOBRE ESTE ASESINATO…? 


NO PODEMOS SEGUIR SENTADOS ESPERANDO JUSTICIA PARA JUAN IGNACIO, NO PODEMOS SEGUIR SENTADOS ESPERANDO JUSTICIA PARA ESPAÑA…PORQUE MIENTRAS NOSOTROS ESPERAMOS NUESTRO MOMENTO LOS ENEMIGOS DE ESPAÑA ESTÁN ACTUANDO

NOSOTROS SOMOS RESPONSABLES DE HACER JUSTICIA A JUAN IGNACIO Y A TODOS LOS CAMARADAS CAÍDOS, TENEMOS LA OPORTUNIDAD DE RENDIRLES EL MEJOR HOMENAJE QUE PODAMOS IMAGINAR, NOSOTROS AHORA SOMOS SUS HEREDEROS Y LOS RESPONSABLES DE QUE SU MUERTE NO HAYA SIDO EN VANO…

 “LA VIDA NO VALE LA PENA SI NO ES PARA QUEMARLA AL SERVICIO DE UNA EMPRESA GRANDE” DECÍA JOSÉ ANTONIO, Y ESA EMPRESA FUE, ES Y SERÁ ESPAÑA.


JUAN IGNACIO Y TODOS LOS CAÍDOS NOS HAN MOSTRADO EL CAMINO, ESE CAMINO ES LA PATRIA, EL PAN Y LA JUSTICIA QUE ALCANZAREMOS POR MEDIO DE UNA REVOLUCIÓN NACIONAL Y SOCIAL…AHORA ES RESPONSABILIDAD NUESTRA EL ANDARLO Y LLEGAR  AL FINAL ENTRE BANDERAS VICTORIOSAS O SEGUIR ESPERANDO Y ENTERRAR A ESPAÑA ENTRE LÁGRIMAS DE DOLOR Y RABIA POR LO QUE PUDIMOS HACER Y NO HICIMOS.


CAMARADAS, ESPAÑA SE MUERE, A ESPAÑA, IGUAL QUE A JUAN IGNACIO LA ESTÁN MATANDO SIN QUE NOSOTROS HAYAMOS SIDO CAPACES DE HACER NADA POR IMPEDIRLO… 


HA LLEGADO LA HORA DE RENDIR NUESTRO VERDADERO HOMENAJE A JUAN IGNACIO Y A TODOS LOS CAÍDOS QUE NOS GUÍAN DESDE SU LUCERO

QUE NUESTRO HOMENAJE SEA NUESTRA UNIÓN PARA COMBATIR A LOS ENEMIGOS DE ESPAÑA.

QUE NUESTRO HOMENAJE SEA NUESTRA LUCHA DIARIA PARA CONSEGUIR JUSTICIA PARA TODOS LOS ESPAÑOLES, NO PODEMOS EXIGIR AL OBRERO ESPAÑOL QUE LUCHE POR ESPAÑA CUANDO A DURAS PENAS ES CAPAZ DE DAR DE COMER  A SUS HIJOS.

QUE NUESTRO HOMENAJE SEA LEVANTAR LA CABEZA ORGULLOSOS DE LO QUE SOMOS ANTE LA PERSECUCIÓN DE LA IZQUIERDA Y LAS PUÑALADAS TRAPERAS DE LA DERECHA.

QUE NUESTRO HOMENAJE, CAMARADAS, SEA QUEMAR NUESTRA VIDA AL SERVICIO DE NUESTRA PATRIA.


CAMARADAS!...NO PODEMOS SEGUIR ESPERANDO A QUE LLEGUE EL MOMENTO PORQUE EL MOMENTO HA LLEGADO…NO PODEMOS SEGUIR ESPERANDO A NUESTRO ENEMIGO EN UNA TRINCHERA PORQUE HOY NUESTRO ENEMIGO NO LLEVA PISTOLA, NI ESTÁ AFILIADO A LA CNT, NI CANTA LA INTERNACIONAL…



HOY NUESTRO ENEMIGO CAMARADAS LLEVA TRAJE Y CORBATA Y SE JUEGA A LOS DADOS LA UNIDAD Y LA IDENTIDAD DE ESPAÑA.

HOY NUESTRO ENEMIGO PONE SOBRE EL TAPETE LA ESPERANZA Y EL FUTURO DE 6 MILLONES DE PARADOS ESPAÑOLES Y SUS FAMILIAS Y SE LAS JUEGA A LA MEJOR CARTA.

HOY NUESTRO ENEMIGO ES EL QUE MIRA PARA OTRO LADO CUANDO SE ESTÁN  ASESINANDO MILES DE ESPAÑOLES INDEFENSOS EN EL VIENTRE MATERNO.

HOY NUESTRO ENEMIGO ES EL RESPONSABLE DE QUE ASESINOS DE LA CALAÑA DE BOLINAGA Y TODA LA BASURA ETARRA PUEDAN DISFRUTAR DEL SOL Y EL AIRE QUE NEGARON A SUS VÍCTIMAS.


EL  CAMINO NO SERÁ FÁCIL…¿QUIÉN DIJO QUE TENÍA QUE SERLO? “EL CAMINO MÁS CORTO ENTRE DOS PUNTOS ES AQUEL QUE PASA POR LAS ESTRELLAS” DECÍA JOSÉ ANTONIO.


QUIEN NO QUIERA SEGUIR AÚN ESTÁ A TIEMPO DE MARCHARSE… ESPAÑA NO NECESITA INDECISOS, ESPAÑA NO NECESITA TIBIOS, ESPAÑA NO NECESITA  AMIGUITOS EN FACEBOOK, ESPAÑA NECESITA HOMBRES Y MUJERES VALIENTES, SOLDADOS ENTREGADOS Y DISPUESTOS A EXPIRAR HASTA SU ÚLTIMO ALIENTO POR ELLA, PORQUE ESO ES LO QUE NOS VAN A EXIGIR COMO YA NOS HAN MOSTRADO NUESTROS CAMARADAS GRIEGOS DE AMANECER DORADO.


NOS SILENCIARÁN, NOS INSULTARÁN, NOS AMENAZARÁN, E INCLUSO NOS ASESINARÁN PERO SABEMOS QUE TENEMOS LA RAZÓN, NUESTRA RAZÓN SE LLAMA JUAN IGNACIO, CAMARADAS…! NUESTRA RAZÓN SE LLAMA ESPAÑA! Y NUESTRA RAZÓN NOS HARÁ QUE CADA PIEDRA EN EL CAMINO SEA UN ACICATE PARA LEVANTARNOS Y SEGUIR LUCHANDO HASTA CONSEGUIR LA ESPAÑA POR LA QUE LUCHÓ Y MURIÓ JUAN IGNACIO



CAMARADAS, ESE 12 DE DICIEMBRE DE HACE 33 AÑOS JUAN IGNACIO CAYÓ ASESINADO PERO SUS ASESINOS LEJOS DE CONSEGUIR  SU OBJETIVO, AVIVARON ESA LLAMA QUE ILUMINÓ AL FRENTE DE LA JUVENTUD DESDE SU NACIMIENTO Y A TODA UNA GENERACIÓN DE JÓVENES ESPAÑOLES.

HOY JUAN IGNACIO SIGUE VIVO EN CADA UNO DE NOSOTROS CUANDO GRITAMOS UN SI ROTUNDO A LA UNIDAD DE ESPAÑA, CUANDO OFRECEMOS NUESTRA VIDA PARA CONSEGUIR JUSTICIA SOCIAL PARA TODOS LOS ESPAÑOLES, Y CUANDO LUCHAMOS POR UNA ESPAÑA UNIDA, GRANDE Y LIBRE.


CAMARADAS, ANTE LA DUDA, ANTE EL INSULTO, ANTE LA PERSECUCIÓN LEVANTEMOS LOS OJOS AL CIELO Y GRITEMOS ORGULLOSOS SOY FALANGISTA MILES DE LUCEROS GUÍAN MI CAMINO, POR JUAN IGNACIO, POR TODOS LOS CAÍDOS…¡NO PARAR HASTA CONQUISTAR!



¡¡JUAN IGNACIO GONZÁLEZ RAMÍREZ!! ¡¡PRESENTE!!



¡¡CAIDOS POR DIOS, POR ESPAÑA Y LA REVOLUCIÓN NACIONAL!! ¡¡PRESENTES!!



¡¡ARRIBA ESPAÑA!!

16 dic. 2013

MARCHA DE LAS ANTORCHAS 2013 - Discurso de Juan Antonio López Larrea






La ASOCIACIÓN IN MEMORIAM JUAN IGNACIO dedica este acto a Carlos Oriente; siempre estás en nuestros corazones.

Un año más en estas fechas del final del otoño, hemos salido a las calles para honrar a nuestros caídos.
Un año más, nuestras banderas se mezclan en el aire  con el fuego de nuestras antorchas para elevarse desde el cielo de Madrid  hasta allí donde ellos montan su guardia eterna.
Un año más estamos aquí para recordar que la generosa sangre por los nuestros vertida  jamás será, ni estéril, ni olvidada.

 “Señor, acoge con piedad en tu seno a los que mueren por España y consérvanos siempre el orgullo de que solamente en nuestras filas se muera por España y de que solamente a nosotros , honre el enemigo con sus mejores armas.”

No voy a hablar yo de caídos porque ya lo ha hecho y muy bien por cierto, mi camarada Marta en la alocución anterior. Yo voy a hablaros de lucha, de entrega, de ideales y de persecución.

LA SOLEDAD DE LA ESTIRPE

Los que hasta aquí hemos venido en esta fría noche, lo hemos hecho como consecuencia de una voluntad férrea y una fe en nuestros principios contra la que nada pueden ni las bravuconadas de la derecha, ni las agresiones de la izquierda.
Pero además estamos aquí como la consecuencia lógica de pertenecer a una estirpe que no se resigna a contemplar como deshacen su patria y como hunden en la miseria a su pueblo.
Hay muchos camaradas que han preferido quedarse en la seguridad de sus casas, refugiados al calor de sus estufas y mirando hacia otro lado cuando alguien como nosotros les recuerda la necesidad de tomar estas calles para evitar la disgregación programada de España.

No importa.

De hecho, nunca ha importado demasiado a los que nos reconocemos como herederos de una estirpe. Sabemos bien que la historia de España no la han escrito nunca los cobardes y si los audaces.
Y a éstos nunca les ha importado el número, sino el deber.
Quiero recordar aquí, tanto por su importancia histórica como por la lección que implícita, la historia del aeródromo de Tablada.
La noche del 17 al 18 de julio de 1936 fue una noche complicada en los acuartelamientos, noche de lealtades, de honor, de desencuentros y de decisiones difíciles. En las horas de incertidumbre el gobierno del Frente Popular acertó a armar en el aeropuerto militar de Tablada  un bombardero, grande y poderoso que debía descargar su mortífera carga contra aquella milicia de fusil y manta al hombro que esperaba a pie firme en el estrecho  su traslado a la península. Enterados en la sala de oficiales de que aquel avión ya estaba calentando motores; un solo hombre, el capitán Vara de Rey ante la falta de iniciativa de sus prudentes compañeros, tomó un arma y se dirigió a los hangares. Sin encomendarse a Dios ni al diablo y sin mediar palabra con la tropa que allí se encontraba comenzó a disparar al cárter del avión hasta que el motor se paró. Mientras tanto y prácticamente sin apenas darse cuenta, había sido gravemente herido por los soldados que debían haber pilotado aquel avión que nunca llegó a volar.
Aquella mañana las tropas de Franco cruzaron el estrecho.
El resto de la historia ya la conocéis.

En las horas vacilantes, cada corazón late por sí solo y resolverá su duda en función de la sangre que lo impulsa. Y la sangre que corre por nuestras venas es la de Pelayo en Covadonga, la de Roger de Lauria en Djerba, la de Rodrigo blandiendo a Tizona, la de Juan de Austria sobre la cubierta de la Real o Blas de Lezo desafiante frente a la armada británica, es la sangre de Luis Daoíz y de Pedro Velarde, es la sangre de Miguel Ezquerra.

Es esa soledad de la estirpe la que nos trae aquí y nos reconforta porque en el fondo, a nosotros nunca ha importado el numero de enemigos; así que ¿cómo vamos a darle importancia al número de fieles?
Y nuevamente tomo prestadas estrofas de la oración que Sánchez Mazas compuso en honor de aquellos que fueron nuestros primeros:

“Víctimas del odio, los nuestros no cayeron por odio, sino por amor, y el último secreto de sus corazones era la alegría con que fueron a dar sus vidas por la Patria.”

Nuestra gente ha caído víctima del odio, ciertamente.
Pero no del odio de un adversario concreto, sino del odio irracional de todos ellos.
Porque recordemos que mientras a Juan Ignacio lo asesinaban los servicios secretos españoles, la chusma separatista de Eta asesinaba al menos a 12 falangistas durante la transición, en Francia caía Duprat  víctima de un atentado organizado por el Mossad; en Italia caían asesinados por el marxismo, o incluso por la propia policía, no menos de 30 camaradas. Y recientemente, en Atenas fueron abatidos por pistoleros supuestamente anarquistas, dos camaradas de Amanecer Dorado.
La inmensa mayoría de estos asesinatos quedó impune.
Resulta chocante que en esto de matar fascistas en cualquier parte de la vieja Europa, sí se pongan de acuerdo todas  las ideologías políticas y estamentos sociales.
Paralelamente, resulta chocante la “buena salud" que gozan los autodenominados  grupos “antisistema“ de la extrema izquierda. Tan identificados con el parlamentarismo liberal y con esa herramienta de control del obrero en que se han convertido los sindicatos, que a veces te dan ganas de gritar: ¡que se besen!, ¡que se besen! … 

Izquierda y derecha son las dos caras del mismo problema; el sistema es el problema.
Pero mientras tanto, ellos siguen aprobando leyes para reforzar la persecución del fascismo. Setenta y pico años después de su derrota, el fascismo sigue siendo el gran enemigo a batir.

En breves fechas aquí, en España, el gobierno derechista sacará adelante la “reforma“ de la justicia cuyo momento estelar será precisamente la persecución ideológica  hacia los que disentimos abiertamente de este sistema.
La democracia se convierte así en el paradigma del pensamiento único, de tal manera que ser disidente se convertirá en sinónimo de proscrito.
Pues bien, entérese Sr. Gallardón y entérense bien nuestros enemigos en general, a nosotros nos importa un pepino. No es usted el primero, ni será el último, que sueña con hacernos desaparecer físicamente e incluso borrar cualquier huella de nuestra existencia de los libros de historia.
De esa historia que ustedes falsean, de esos libros con los que ustedes pretenden hacer una pira.

No importa.

No importa porque la verdad siempre, al final, resplandece y de la misma manera que nosotros llevamos la antorcha que otros nos pasaron, nuevas manos cogerán, de las nuestras encallecidas, el relevo.

“Ante los cadáveres de nuestros hermanos, a quienes la muerte ha cerrado sus ojos antes de ver la luz de la victoria, aparta, Señor, de nuestros oídos las voces de los fariseos.”

Así que, aquí estamos. Podéis perseguirnos, podéis prendernos. Y evidentemente, podéis asesinarnos. Pero lo que nunca, nunca, podréis tener, es la razón.
Por este motivo, pese a los días difíciles que intuimos, con la segura mirada  de nuestros caídos,  levantamos nuestras palmas al cielo, sonreímos y afirmamos: no importa, el mañana nos pertenece.
Y con el maestro Vitali, proclamamos nuestra eterna disidencia con el mundo moderno. 


Ser disidente es llevar una espada de luz, por los laberintos de la edad oscura.


Ser disidente es sentir a cada paso la soledad de la estirpe, apretando nuestros corazones.

Ser disidente es optar por las alturas, y también por los abismos.

Ser disidente es arrojarse sobre el acero desnudo de la espada.

Ser disidente es ver el rostro de hueso de nuestros muertos, como un espejo blanco en las tinieblas cotidianas.


Ser disidente es el último lobo de Europa en la caverna,

el águila dormida en las alturas,

el ciervo bramando, en la profundidad de los bosques.


Ser disidente es dormir sobre puñales, y despertar iluminado por los ojos de los niños, de Dresde, de Berlín, y de Hiroshima.


Ser disidente es ocupar las calles, hasta dominarlas.


Ser disidente es asediar el tiempo del silencio, con banderas que estallan acercándose en el viento.


Ser disidente es ser siempre el último en retroceder y el primero en avanzar.

Ser disidente es, ser el último hombre de pie, si es necesario con el sol por testigo y la llama eterna de los nuestros por bandera



CAMARADAS, POR UNA EUROPA LIBRE, 


¡¡ARRIBA ESPAÑA !! .

11 dic. 2013

EN MEMORIA DE MI AMIGO JUAN IGNACIO GONZALEZ RAMIREZ

 
 12 de Diciembre de 1980, hace 33 años, unos desalmados y cobardes mercenarios, asesinaron a mi Jefe y gran amigo Juan Ignacio Gonzalez.
Siempre pensé que el tiempo, cicatriza nuestras heridas, mitiga el dolor y hace olvidar los momentos más duros de nuestra existencia.

Estaba equivocado. Los años me han dado múltiples lecciones. Lo primero es comprobar que las cosas no acontecen por libre albedrío. Todo tiene un por qué.
El asesinato de Juan Ignacio, fue planificado meticulosamente, en los despachos del Ministerio del Interior, durante esos años convulsos de la “Transición del Plomo”.
A diario ETA y GRAPO asesinaba con la mayor impunidad y con la colaboración de los partidos de la transición, PSOE, comunistas e independentistas de todas las latitudes de España.
Las víctimas eran humilladas, vilipendiadas, olvidadas y lo peor era que las intentaban criminalizar. Sus cuerpos sin vida, eran sacados por las puertas traseras de los organismos oficiales, a altas horas de la madrugada. Ni siquiera la Iglesia era capaz de oficiar una Misa en la memoria de los asesinados.

El Frente de la Juventud, era uno de los pocos grupos que se oponían a semejante dislate. Soy testigo de la cantidad de veces que fuimos a acompañar a nuestros muertos y familiares. La soledad de las victimas era vergonzosa e insoportable. Cuantas noches de viaje a nuestras provincias vascongadas, para acompañar a nuestros caídos.
Recuerdo la impotencia de nuestro Juan Ignacio, como le hervía la sangre y le palpitaba la rabia, ante las continuas injusticias. Casualmente, por la noche, en pleno corazón de la ciudad con los cachorros asesinos de ETA, hacíamos acto de presencia, en lo que ellos consideraban sus dominios. Juan Ignacio, siempre dejó bien claro, que por muchos borregos que allí estuvieran, quien mandaba, a pesar de estar en desventaja de diez a uno. 

Cuántos recuerdos de años de constante combate. Siempre supiste alzar la bandera de la amistad y la camaradería.
Anoche me vino a la cabeza, la primera vez que tuvimos que salir huidos de nuestros hogares, pues la policía represora de la época nos iba a detener. Habíamos estado por la mañana en una facultad, creo que magisterio, la chusma roja agredió el día anterior a varios camaradas, entre ellas dos valientes mujeres. Supiste dar el justo castigo a los cobardes agresores.
Estuvimos dos días juntos, durmiendo en el piso de un Tradicionalista cántabro. Recuerdo nos acompañó nuestro querido Paco Metralleta. Fue un gran regalo las horas que pasamos juntos. A los dos días nos presentamos en la DGS, fuimos detenidos las 72 horas reglamentarias. Cosa rara, pues lo normal era que se nos aplicara la ley antiterrorista y se nos tuvieran diez días de tortura e incomunicación. Aunque estábamos incomunicados, se oía tu voz en los lúgubres sótanos dando consignas y levantando nuestro ánimo.
Lo que daría por volver a revivir esos maravillosos años que pasamos juntos, en la que alumbraste mi corazón ,momentos de diversión, reuniones, batallas, heridos, sangre caída y muertos; miedo a raudales, que nos hacía cada día ser más fuertes y combativos.
El Frente nunca fue un movimiento de masas. Prevalecía la calidad a la cantidad.
Las ratas de los políticos de la época, eran conscientes del verdadero peligro que les suponía el incremento de los grupos patriotas. Las mismas sanguijuelas que con Franco levantaban el brazo y vestían de camisa azul, las mismas y repugnantes sabandijas que nunca se bajaron del coche oficial, los mismos “Rojones y Villanos” que lavándose las manos, dieron la orden del asesinato de Juan Ignacio.
Una vez cumplido su objetivo, utilizarían sus apestosos medios, para silenciar y difamar una figura limpia e impoluta.
Les salió mal, los medios de comunicación intentaron callar el asesinato con un supuesto ajuste de cuentas ¡¡¡ Miserables ratas cobardes!!!
Nadie les creyó, intentaron silenciar su entierro, hacer como en los funerales de los centenares de crímenes cometidos por ETA. Sacar a los muertos por la puerta trasera y en silencio.
Igualmente erraron, Juan Ignacio a hombros de sus mejores, desfiló victorioso por las principales calles de Madrid, a pesar de la prohibición dada por sus mismos asesinos, desde sus madrigueras.
Aquello fue una verdadera batalla campal. Cargas policiales contra la comitiva y contra el mismo féretro. Heridos, balas de goma, sangre caída a raudales. Incluso el mismo féretro en Atocha cayó al suelo. Los que la chusma mercenaria no sabía, es que docenas de manos de niños y mujeres relevarían a sus camaradas caídos y heridos por las fuerzas policiales. Los sicarios fueron rechazados a puntapiés.
La última batalla, fue ganada después de muerto. Juan Ignacio entra a hombros de los suyos en la Sacramental de San Justo.
Treinta y tres años después, se me amontonan los recuerdos y reflexiones.
Todo está igual de mal o incluso peor.
Se sigue asesinando a los patriotas europeos, con la mayor impunidad y complicidad del sistema del “Nuevo orden”
Las cárceles han pasado a ser lugar destacado del honor, donde se aplica la mierda de justicia, solo a nuestros jóvenes, por cometer el terrible crimen, de defender la propia vida, ante una terrible agresión.
Los jueces con valor, capaces de encarcelar a un banquero, culpable de la ruina de miles de nuestros pensionistas, después de saquear y robar a nuestros ancianos, no solamente dejan en la calle al usurero ladrón, si no que condenan al juez que pretendía aplicar justicia.
La independencia de los poderes, produce una terrible carcajada, EL Tribunal supremo, constitucional y europeo, son una caricatura que obedecen las órdenes de sus amos.
Terroristas, asesinos y violadores, en la calle.
Elaboración de leyes, dignas de la peores de dictaduras marxistas, con el único fin de exterminar a cualquiera que no comulgue con su apestoso sistema, o sea nosotros.
Mediocres, basuras, maricones y lesbianas, mueven los hilos de nuestra sociedad enferma y herida de muerte, siendo los “ejemplos” a seguir por nuestros jóvenes.
La apatía, cobardía y pasotismo, son las nuevas banderas de la mierda de sociedad que disfrutamos.
Juan Ignacio, representó una época, con dignidad, abanderó la llama bordada con la sangre derramada de los mejores. Compromiso de lucha, esfuerzo y sacrificio.
Treinta y tres años después, tus amigos y camaradas, seguimos portando tu estandarte. Después de tu asesinato, los tuyos fueron eliminados, de la manera más ruin y cobarde que contempló la transición española, sin que ni una sola voz se alzara ante tal injusticia.
Centenares de patriotas detenidos, encarcelados, torturados y los que mejor suerte corrieron, exiliados a Sudamérica.
Lo que probablemente nadie sabe, es que a fecha de hoy existen todavía patriotas perseguidos y exiliados, que no se les permite regresar a su patria, por lo que aconteció hace más de treinta años, a los que inconcebiblemente, nunca se les aplicó la prescripción.
Cuántas noches me despierto, y me hago la misma pregunta. ¿Merecen nuestros hijos y nietos la España destruida que les vamos a legar? Probablemente, dentro de unos años, nos echarán en cara la desintegración y saqueo total de nuestra Patria.

Desde estas lejanas tierras de Brasil, contemplo con melancolía, un cielo despejado y limpio. Todas las noches alzo la mirada y veo una estrella muy especial. Alumbra de una forma completamente distinta al resto. Es tu lucero, Juan Ignacio.

BRASIL 12 DE DICIEMBRE DE 2013. 
Fdo. Abelardo Pons.