Dedicado a Juan Ignacio: "Otoño en Madrid"

14 nov. 2013

Pedidos del documental



Si no has tenido ocasión de asistir al estreno en Madrid el pasado día 9 de Noviembre, ahora puedes adquirir el documental.
Pedidos a nuestro correo oficial.

2 nov. 2013

Grecia: la pesada carga de dos camaradas asesinados





Esto ya es viejo; esa tontería de “la capacidad del sistema de reinventarse a sí mismo", huele a rancio. El sistema no tiene ya ninguna capacidad de reciclaje, lo está demostrando con la gestión de la crisis económica y lo demuestra con su total ausencia de imaginación para seguir manipulando a la sociedad. 
Vuelven a Europa los muertos en las puertas de los locales, ya está de nuevo aquí la sangre entre enemigos irreconciliables. Vuelven los pasos apresurados, las ojeadas a las sombras y el hierro en el bolsillo hasta para ir a comprar el pan. Ya están aquí los dos extremos que tanto atemorizan a la sociedad y la sitúa convenientemente en el centro. Y mientras tanto el sistema sonríe, la democracia ha vuelto a ser salvada. 
A.D. pone la sangre y sin embargo caerá en la intención de voto. La que le están liando a los camaradas de AMANECER DORADO, ya lo vivimos aquí durante la transición o en Italia durante “l’ anni di pombo“ sin ir más lejos. 
A.D. estaba tocando con la yema de los dedos la alcaldía de Atenas hace apenas unas semanas. En estos momentos es, a ojos de todo el mundo un grupo que solventa sus problemas a tiros. Y esto es manifiestamente falso. Una falacia -una más- del sistema. 
El hecho que actúa como detonante, la chispa que enciende la mecha, es el asesinato de un voceras pseudo cantante comunista y que no ha quedado aún suficientemente aclarado, pero que escasísimas horas después de producirse, ya estaba siendo adjudicado a la formación Helena. La reacción del “establishment” no se hizo esperar; los líderes del partido -diputados por cierto- detenidos y criminalizados, puestos a disposición judicial y el jefe del partido encarcelado. Acoso a los militantes y las sedes sometidas a registros arbitrarios en medio de cámaras de televisión y agentes de noticias previamente informados de que estas iban a producirse, para completar el circo mediático. Todo cuidadosamente preparado para escenificar a ojos de la sociedad la vieja letanía de “los buenos contra los malos“. 
Pero, en un país donde el hambre está tocando con los nudillos a las puertas de dos de cada tres familias, la vieja treta no dio el resultado apetecido: AD mantenía su intención de voto prácticamente intacta. Era previsible que dieran una vuelta más de tuerca. Y esta se produjo ayer, nuevamente con las arteras artimañas de siempre: la sangre que llama a la sangre. La provocación es un órdago en toda regla. 
Decir que se han pasado de frenada sería quedarse cortos si no estuviéramos ya curados de espanto de ver actuaciones similares tramadas sin ningùn disimulo ni escrúpulo para amedrentar a la sociedad. Desde Duprat hasta los asesinatos de Atenas, hemos pasado ya por Juan Ignacio, Acca Larentia o Pádova, solo por citar algunos ejemplos. 
No envidio en absoluto la posición de los dirigentes del partido Griego; ùnico - recordemos - que ha conseguido situarse políticamente, pasando por encima de estrategias y mostrándose ante la sociedad con total transparencia como lo que son y lo que pretenden. Y no los envidio porque, a ver quién explica a los muchachos que lleven a hombros los féretros con los restos de sus camaradas acribillados, que la venganza es precisamente la jugada tramada por los que planificaron esos asesinatos. Vengar a los tuyos es perder lo ganado. Y no hacerlo... joder, ¡¡¡cómo no vas a hacerlo!!!. 
Tal vez en explicar que el momento de pasar cuentas llegará oportunamente y que todas las facturas serán cobradas, esté la solución; pero, que difícil resulta cuando llevas sobre tus hombros la pesada carga de camaradas, casi niños, acribillados por el odio.

Juan Antonio López Larrea
Secretario de la ACIMJI

Asesinados vilmente dos militantes de Amanecer Dorado



Tiroreados ante la propia oficina del partido en Atenas, disparos a corta distancia y rematados en el suelo.
Este doble asesinato se perpetra justo tras las detenciones de la cúpula de Amanecer Dorado y después de una amplia campaña de criminalización del partido organizada por el gobierno y los lacayos del sistema. Justo después de que todas las encuestas señalaran el espectacular crecimiento en intención de voto de Amanecer Dorado y cuando era previsible que obtuvieran la alcaldía de Atenas.
Los dos extremos que alcanzan una espiral de violencia inasumible, señalan el gobierno y los medios de comunicación. El miedo en las calles, la democracia en peligro, los extremistas a tiros... el único que ofrece garantías de protección y estabilidad social es el gobierno y los partidos moderados, el sistema de la casta política profesional y de corrupción institucionalizada
Es la teoría del paraguas, como bien definía un camarada. Aquí, en España, ya lo hemos vivido en la llamada Transición, con óptimos resultados para el sistema, como ha quedado fielmente demostrado.