Dedicado a Juan Ignacio: "Otoño en Madrid"

17 abr. 2013

Juan Antonio Cuesta (Valladolid, 13/04/2013)


Lo primero daros las buenas tardes a todos y, agradeceros vuestra presencia  e interés. Tambien quería ofrecer estas palabras a la memoria de nuestro camarada fallecido, Carlos Oriente, que desde los luceros nos alienta y acompaña.  Siempre presente en nuestro recuerdo.


Aunque muchos de los de esta sala me conocéis, voy a presentarme, e intentar sea amena y útil para vosotros, esta presentación de la AIMJI.


Me llamo Juan Antonio Cuesta, tengo 50 años y, creo, algo de “rodaje” desde los, ya casi, jurásicos, años de la Transición. Empezó mi militancia siendo adolescente en FE de las JONS   de Raimundo Fernández Cuesta. Eran años convulsos que, muchos de los que estáis aquí, recordaréis con nostalgia, rabia y, por qué no decirlo…añoranza. Años de esperanza, de militancia activa y confrontación directa con el naciente y, por nosotros repudiado sistema del 78. Años también de durísima represión, multas, cárcel, exilio y muerte de muchos patriotas, bien a manos de ETA o del sistema, como es el caso del camarada entrañable que da nombre a nuestra Asociación.

Tras el fracaso del 23 F y, la desmovilización, desmotivación y abandono de muchos de los integrantes de las llamadas “fuerzas nacionales” colaboré con varias iniciativas que, a través de varios camaradas inasequibles al desaliento, seguían con escasos medios y fuerzas, la lucha revolucionaria en una España confiada en el modelo bipartidista y que aceptaba la cleptocracia coronada con un sentido acrítico y bobino.


Después, me integré  con firme militancia en la Falange de Fernando Cantalapiedra y, más tarde, en el extinto y esperanzador Frente Nacional. Al disolverse este, el proyecto de la Asociación, debo deciros me cautivó. Os explico:

Cuando una mañana de sábado, de 2010, acudí al llamado de unos camaradas para hablar de este proyecto, reconozco que asistí con más dudas que ilusiones. Mi escepticismo por el nonato proyecto y, porqué no decirlo, mi desgaste después de la experiencia del FrN, no auguraban por mi parte excesivo entusiasmo. Suponía sería otra iniciativa mas, voluntariosa desde luego, emocionante en su principio y, con escaso recorrido. Pero no, no fue así.



Ante todo, me sorprendió gratísimamente, la calidad política y humana de los patrocinadores, su seriedad, claridad de ideas y objetivos. Reconozco que la ilusión de Larrea, Alonso, Contell, Bari, etc, me contagió. Camaradas con una extensísima trayectoria, cuadros apreciados de sus organizaciones y con una capacidad de convencer e ilusionar a “perros viejos” como yo, por su saber estar, seriedad y honestidad en objetivos.

Os digo, sin la menor duda, que en un par de horas, me impliqué en este proyecto sin reservas.

Posteriormente, se integraron en la Asociación casi todos los cuadros del FrN, y muchos más camaradas de una trayectoria ejemplar y militante.



Nuestros primeros pasos fueron difíciles; escasez de medios, proyectos ambiciosos, desconfianza y recelo de los “supuestos” afines, etc.

Nuestro primer objetivo (el más ambicioso) era reivindicar la figura de Juan Ignacio González Ramírez, jefe del Frente de la Juventud y cuyo asesinato todavía no ha sido aclarado. Con el recuerdo al camarada caído, queríamos también, no cayese en el olvido para las generaciones posteriores, el recuerdo de tantos, tantísimos camaradas que, desde distintos encuadramientos ideológicos, dieron testimonio de sus ideas y, las defendieron en aquellos años de plomo.

No, no buscábamos la nostalgia estéril, tampoco aspirábamos a ser un coro de plañideras que recordaban su juventud perdida.

Intentamos y, creo lo  hemos conseguido, hacer un referente, un símbolo que nos identifica a todos, en aras de un ideal de Patria y Justicia, el recuerdo a el Jefe asesinado.



Convocamos con mano tendida y espíritu abierto a todos aquellos que quisieran seguirnos en el mejor homenaje que podríamos hacerle; el de seguir la lucha por la que él murió.

Nuestra primera convocatoria a la Marcha de las Antorchas, nos supuso la primera prueba de fuego. Un viernes lluvioso, con viento y, no todo a nuestro favor, hizo que superara nuestras expectativas y, cientos de españoles que no resignan, que no se callan, acudieron al llamado de la Asociación.

Esta segunda Marcha de las Antorchas, sin falta modestia, podemos decir que se ha convertido en un  referente y un hito, para todas las organizaciones que comulgan con un sueño de una España grande, justa y social. Desde los años de la Transición, no se había visto una marcha con tanto respeto, emoción y unidad como esta. Sí, estamos orgullosos de ello y, nos alienta saber que somos el catalizador y revitalizador del átono panorama.

Nos propusimos también, la realización de un documental sobre la Transición y los años de plomo, documental que ya os puedo adelantar está en fase de montaje y, creedme, os aseguro que a ninguno os dejará indiferentes y, a los que vivisteis esos años, seguro os pondrá un nudo en la garganta.

Muchos, no lo creían, otros intuían un voluntarioso e irrealizable proyecto, los mas, nos decían que sin apenas medios era imposible…pero lo hemos hecho. Con esfuerzo, ilusión y trabajo, salvamos todos los inconvenientes y problemas. Y, de nuevo, volvimos a estar satisfechos y orgullosos del trabajo realizado. Donde hay una voluntad, existe un camino.



En todos estos años de andadura, hemos realizado la Primavera Valenciana, unas jornadas de camaradería, encuentro y conferencias y debates, a la que acuden distintas sensibilidades políticas y figuras preeminentes de las mismas.



También es importante nuestra presencia en debates y jornadas, organizadas por diferentes fuerzas políticas: Punto de encuentro, jornadas manchegas, Jornadas de la disidencia, TNT, conferencias y actos, en que la Asociación, tiene una presencia importante por la imagen y respeto que goza la misma.

Hemos acompañado a las víctimas del terrorismo, cuanto todos, en este océano de traiciones a los españoles asesinados por el separatismo, los han abandonado. La Juan Ignacio, con sus cuadros al frente, ni han olvidado, ni, mucho menos perdonado.

Hemos colaborado en libros, revistas, publicaciones. Hemos acudido a manifestaciones convocadas por otras organizaciones y partidos,hemos prestado nuestro apoyo y colaboración a toda iniciativa cuyo referente sea España y la justicia social.

No, no podemos decir que nos hemos dormido en los laures y, nos motiva y estimula el trabajo realizado, mas, cuando nos vamos convirtiendo en un referente, no por los nombres, sino por los hombres y mujeres de la Asociación, que con su esfuerzo, ilusión y laboriosidad, no conocen el desaliento.



Este Mayo, realizaremos la Primavera montañesa, a la que os invitamos a todos y, os aseguramos no os defraudaran por los brillantes conferenciantes y, el esfuerzo y trabajo bien realizado de nuestros camaradas santanderinos. Os animamos a acudir y conocer el formato de la Primavera.



Después de verano, la Asociación, tiene previsto celebrar un congreso. No vamos a dejar de ser una asociación cultural, es un formato económico en el que nos encontramos cómodos.
 Pero si vamos a crear una estructura orgánica similar a la de un partido. Y vamos a definir objetivos políticos y a concretar una línea ideológica de futuro. Vamos a resolver asuntos como, con quien podemos ir .Y a quien, por muy mal que nos sepa, no podremos acompañar. Nuestra línea no va a ser un “retorno al pasado “, sino la de la ilusión por ganar el futuro. Los españoles aún no se han enterado, pero nos necesitan. Habrá pues que decírselo.

Permitidme ahora, rememorar unas palabras del Caudillo de Castilla que tienen plena vigencia:


“Castellanos: Traidores son los que todavía quitan importancia a tan catastrófico periodo. El que no se sienta alarmado en todo su ser, es indigno hijo de España. No se puede permanecer entregado fríamente a los intereses propios, mientras en interés de todos, que es la defensa del estado y la conservación  de nuestra sociedad, amenazan derrumbarse.

Somos intransigentes en la afirmación de España una. Todo cuanto contribuya a despertar nacionalidades artificiosas e imposibles, será considerado por nosotros como un delito de alta traición. Nos batiremos contra las tentativas del separatismo y, juramos que ante de conseguir estos desmenuzar la unidad de España, habrá sangre de sacrificio, la nuestra, porque interceptaremos su camino, con nuestro pecho de españoles”


Han pasado más de 78 años y parecen proféticas las palabras de Onésimo ante la cloaca, la hedionda cloaca, que han convertido a la vieja Nación, esa caterva de ladrones, traidores y sinvergüenzas, capitaneados por un monarca cuya dedicación mayor ha sido la frivolidad, la corrupción y el latrocinio.




Vallisoletanos, españoles de bien que no podeos, no queréis permanecer impasibles y autistas, os animamos a seguir nuestra bandera, os convocamos a acompañarnos en el duro, difícil camino hacia la Revolución Nacional.


¡¡¡ Castilla siempre por España !!!



¡¡¡ Arriba España !!!