Dedicado a Juan Ignacio: "Otoño en Madrid"

20 dic. 2012

CENA ANTORCHADA 2012


 
Palabras de Juan Antonio López Larrea
 
Ante todo agradeceros de corazón vuestra presencia en esta jornada inolvidable que hemos vivido hoy.
Hace 12 años, en el 20 aniversario del asesinato de Juanito y contando incluso con la presencia de Blas y otros notables, un jovencísimo Fernando Cantalapiedra se dirigía a un grupo no superior a 30 personas.
Hoy hemos sacado a la calle a mas de mil personas y Juan Ignacio ha traspasado ya todos los estándares de mártir de la causa, para pasar a convertirse en bandera.
Bandera y ejemplo de lucha hasta el límite, de todas las generaciones venideras. Hemos situado la figura de Juan tan solo un peldaño por debajo de algunos nombres que todos tenéis en la cabeza y algunos en nuestro corazón.
Y esto lo ha hecho posible un grupo humano reducido, pero de una entrega y generosidad que yo no había visto hasta aquí en el fascio español, la ACIMJI.
Recordad esto cuando algunos nos critiquéis al calor de la barra de un bar.
Pronto hará ya tres años, se iniciaba esta maravillosa locura que es “la JUAN IGNACIO“.
De aquella reunión fundacional en el que fuera despacho profesional del Jefe, entre cientos de ideas, salió la de hacer una marcha nocturna con antorchas. Jesús Landa fue el que la lanzó y tan solo tres personas la acogimos con interés, Pedro, Mombi y yo.
Aquello se descartó porque nos pareció una utopía tan grande como irrealizable.
Curiosamente, de las cosas que sí aprobamos acometer, la mayoría se han ido descartando por aburridas, repetitivas o carentes de interés y originalidad.
Y sin embargo, la utópica Antorchada se ha convertido por derecho propio en el acto de referencia  del desnutrido mundo patriota.
Hay una frase que me persigue desde crío, “lo hicieron porque nadie les avisó de que era imposible “. Que nadie pues, traiga desaliento a esta Asociación porque la palabra “imposible“  no se encuentra en nuestro diccionario.
Este año, si los Dioses quieren, entregaremos el otro ambicioso  proyecto en el que estamos enterrando horas y dineros: el documental sobre la vida y la muerte de Juan Ignacio.
“La Juan Ignacio“ nacía como todos sabéis gracias a la testarudez de un Maño “secreto admirador“ del extinto ( y recalco lo de extinto ) Frente de la Juventud.  Luis Mombiela, un neófito, fue el que nos sacudió las telarañas de la cabeza y nos mostró una senda que habíamos dejado de transitar hacia tiempo.
Desde entonces, mucho ha llovido y algunos de los que empezaron esta aventura, nos han dejado. Otros, la mayoría, seguimos aquí. Cada baja, lejos de arredrarnos, nos ha incentivado y los que han venido, han mejorado con creces a los que no fueron capaces de seguirnos.
De aquella idea original de crear “algo“ nostálgico en torno a la figura de Juan, con la finalidad de ser depositarios de nuestra memoria histórica; hemos dado el paso decidido a intervenir en política con nuestras ideas, las de siempre, las que cada día que pasa, se rebelan ante nosotros como mas lúcidas ante la descomposición de la sociedad actual.
Pero es que además  Juan Ignacio nos lo hubiera exigido así, jamás hubiera consentido que nos convirtiéramos en un coro de plañideras que cada aniversario fuéramos a depositar unas rosas rojas sobre su lápida.
Juan era un guerrero y el mejor homenaje, tal vez el único, que le podemos ofrecer, es el de seguir la lucha por la que él murió.
La AC realizará un congreso en breves fechas. No vamos a dejar de ser una asociación cultural, es un formato económico en el que nos encontramos cómodos.
Pero sí vamos a crear una estructura orgánica similar a la de un partido. Y vamos a definir objetivos políticos y a concretar una línea ideológica de futuro. Vamos a resolver asuntos como con quién podemos ir .Y a quién, por muy mal que nos sepa, no podremos acompañar. Nuestra línea no va a ser un “retorno al pasado“, sino la de la ilusión por ganar el futuro. Los españoles aún no se han enterado, pero nos necesitan. Habrá pues que decírselo.
Necesitamos que cada uno de vosotros se afilie, pero que lo haga para militar; necesitamos vuestra cuota, pero necesitamos sobre todo vuestro trabajo y vuestra fe. Si creéis en nuestro proyecto y en las personas que formamos parte de él , no lo dudéis . . . “ hay un hueco en mi escuadra “.
Nuevamente, gracias por habernos acompañado, BOIA CHI MOLLA.
 
CENA ANTORCHADA 2012