Dedicado a Juan Ignacio: "Otoño en Madrid"

20 dic. 2012

CENA ANTORCHADA 2012




Jorge Garrido


NOSOTROS: LOS MALDITOS

En estos últimos días han sido varios de los que compartieron lucha con Juan Ignacio en Fuerza Joven o el Frente de la Juventud, quienes le conocieron, estuvieron a sus órdenes, fueron detenidos junto a él o encarcelados tras su asesinato quienes han escrito bellas, emocionantes y combativas palabras de fidelidad y de auténtica camaradería, esa camaradería de la que hablamos muchas veces y de la que resulta ser más fuerte que el fuego para aquellos que así la vivan: con lealtad hacia nuestros héroes y Caídos, con fidelidad hacia los Principios y luchando con compromiso y coherencia en defensa de Nuestros Valores y de aquellos que nos antecedieron como fue el arquetipo de Juan Ignacio.

Yo no conocí a Juan Ignacio, yo no milité en el Frente de la Juventud, cuando le asesinaron yo todavía no había cumplido ni los 12 años, pero ya había pisado la sede de un partido político, si esa sede hubiera sido la de la Alianza Popular de entonces o la del Psoe, hoy seguramente, por desgracia, no estaría aquí, sería como mínimo concejal en mi pueblo, diputado regional u otro cargo corrupto dentro de la casta parasitaria que nos desgobierna a derecha e izquierda.

Antes de entrar en el local de ese partido político del que se dice tenía el mayor número de militantes o al menos afiliados, que cualquier otro de los partidos del Sistema, acababa por primera vez de pisar, también una cervecería, algunos os sonará, la cervecería Odín de Avilés, allí Mero (también os sonará) me invitó a la primera cerveza a mi y a otros preadolescentes, algunos de los cuales han olvidado selectivamente esa circunstancia y como a la semana siguiente nos recibían con un ¡Arriba España! en la puerta del local de Fuerza Nueva de Avilés y a los pocos días ya estábamos pegando carteles y haciendo pintadas al lado de los mayores.

De aquellos jóvenes, hoy me sobran dedos de una mano para contar los que siguen en esta trinchera, quiero recordar aquí a dos de ellos que sigo contando entre mis camaradas y sin embargo amigos: Alvarito y Javier Cedrón…y de los mayores qué decir, no me sale ningún nombre que siga de alguna forma fiel o comprometido con aquella Causa, algunos se desinflaron con mayor o menor motivo, adquirieron responsabilidades que ven incompatibles con la Lucha que aprendí de ellos, quisieron alcanzar cota de poder, a través de opciones políticas bien-pensantes y populistas y no queda en ellos rescoldo, ni chispa ya no de militancia y activismo sino ni siquiera de auténtico patriotismo, como mucho un tímido y vergonzante “Arriba España” en la barra de un bar, una palmadita en la espalda para decirnos “sigo siendo de los vuestros”, pero ni siquiera compran una puta papeleta de lotería.

Ya no son de los míos, si es que algún día lo fueron verdaderamente, aquí no están ni se les espera.

Han pasado más 30 años desde esa primera cerveza en la mítica cervecería Odín que se encontraba (por suerte o por desgracia) a menos de 100 metros de la puerta de mi colegio, por culpa de esa cerveza, de esa pegatina de Fuerza Nueva en el reloj, de esas octavillas repartidas y pegadas por el pasillo, me echaron en 8º de EGB y digo por culpa de ello, pero grito: ¡Honor! Cuando escuché a mi madre contestar al director del colegio que a su hijo le echaban por temas políticos y a él replicar que ya se me pasaría como si aquello fuese un acné de juventud…, pues no, no se me ha pasado y hasta él lo sabe porque todavía me lo cruzo por la calle y mantengo la mirada hasta que el la baja, sabe que sigo siendo del mismo palo, porque no me escondo, porque no he renunciado a nada ni en las formas ni en el fondo, que sé que se empieza cambiando las formas y se acaba trastocando el fondo, los Principios y la Ideología.

Muchos, sino todos de los que estamos aquí hemos pasado, militado o colaborado con diferentes siglas, hemos vivido distintos proyectos de unidad, pequeños éxitos que alimentan el seguir aquí y muchas decepciones en lo político y hasta en lo personal, hemos querido dar con la estrategia correcta, hemos ensayado otra, y hoy por segundo año consecutivo, nos volvemos a encontrar en las calles, en un sentido homenaje a Juan Ignacio y a todos nuestros Caídos, una Marcha que quizá con toda seguridad es ajena al pueblo español, porque a ese pueblo, los malvados que mataron y los que mandaron matar a Juan Ignacio le han enseñado que nosotros somos los malditos, a ese Pueblo le han enseñado a identificar la bandera roji-gualda que abría la Marcha de esta noche con el fascismo, el mal absoluto, y en el colmo de la estupidez pueden sacar hasta en los telediarios que Tintín, los Pitufos y últimamente hasta que la abeja Maya eran “malditos nazis”.

En fin, ha llegado la hora de asumir plenamente esa maldición, pero el asumirla, no nos puede echar para atrás, ni caer más en la marginalidad, donde hay voluntad, hay un camino, pero tiene que haber voluntad, una voluntad muy fuerte, un compromiso con la Causa alejado de la nostalgia estéril y del populismo electoralista, fomentar una Comunidad en el que cada uno de nosotros asuma su responsabilidad en esta Lucha dentro de la disciplina de unas siglas u otras, sin falta de predicar la unidad a todas horas o utilizar la falta de unidad como disculpa para no hacer nada.

Son muchos los campos en los que podemos servir dentro de este amplia área Social, Nacional y Revolucionaria, no buscamos medallitas, carnets ni diplomas, buscamos SERVIR con mayúsculas y hacerlo todos los días del año, apartando el ego personal y resistiendo en la batalla que ya es dura y más dura se pondrá, de la maldición mediática del Sistema, a la censura, a la persecución y de ahí a la cárcel, quien esté dispuesto a asumir estos riesgos que hoy no guarde su bandera hasta el año que viene y que la mantenga alzada todo el año.

Mantengo la esperanza de que el asesinato de Juan Ignacio no quedará impune y se hará Justicia más tarde o más temprano gracias al compromiso de los que hoy marchamos bajo el fuego de esas antorchas en camaradería, porque esa camaradería, repito, debiera ser más fuerte que el propio fuego. El año que viene no deberá importarnos si seremos más marchando, debiera preocuparnos si somos mejores camaradas y que hemos asumido que la fuerza, nuestra Fuerza Nueva, está en el interior de cada uno de nosotros, en nuestra conciencia militante y escuadrista que un día asumimos aunque nadie nos prometió que esta lucha sería fácil.

Nos debe emocionar y nos emociona pensar en la Patria y en la Revolución, pues imaginaros lo que sería no pensar en ellas y empezar a hacer Patria y hacer la Revolución, eso si sería emocionante, que el año que viene sobren estas palabras y que hablen los hechos.

Escribió Pierre Vial, y con esto concluyo:
 Nosotros, no nos hacemos ilusiones: Estamos, hemos elegido estar, en el campo de los malditos. Para siempre. Y en él nos encontramos a gusto puesto que es el único sitio en el que uno se cruza con hombres y con mujeres dignos de estima y admiración”.
 

CENA ANTORCHADA 2012


 
Palabras de Juan Antonio López Larrea
 
Ante todo agradeceros de corazón vuestra presencia en esta jornada inolvidable que hemos vivido hoy.
Hace 12 años, en el 20 aniversario del asesinato de Juanito y contando incluso con la presencia de Blas y otros notables, un jovencísimo Fernando Cantalapiedra se dirigía a un grupo no superior a 30 personas.
Hoy hemos sacado a la calle a mas de mil personas y Juan Ignacio ha traspasado ya todos los estándares de mártir de la causa, para pasar a convertirse en bandera.
Bandera y ejemplo de lucha hasta el límite, de todas las generaciones venideras. Hemos situado la figura de Juan tan solo un peldaño por debajo de algunos nombres que todos tenéis en la cabeza y algunos en nuestro corazón.
Y esto lo ha hecho posible un grupo humano reducido, pero de una entrega y generosidad que yo no había visto hasta aquí en el fascio español, la ACIMJI.
Recordad esto cuando algunos nos critiquéis al calor de la barra de un bar.
Pronto hará ya tres años, se iniciaba esta maravillosa locura que es “la JUAN IGNACIO“.
De aquella reunión fundacional en el que fuera despacho profesional del Jefe, entre cientos de ideas, salió la de hacer una marcha nocturna con antorchas. Jesús Landa fue el que la lanzó y tan solo tres personas la acogimos con interés, Pedro, Mombi y yo.
Aquello se descartó porque nos pareció una utopía tan grande como irrealizable.
Curiosamente, de las cosas que sí aprobamos acometer, la mayoría se han ido descartando por aburridas, repetitivas o carentes de interés y originalidad.
Y sin embargo, la utópica Antorchada se ha convertido por derecho propio en el acto de referencia  del desnutrido mundo patriota.
Hay una frase que me persigue desde crío, “lo hicieron porque nadie les avisó de que era imposible “. Que nadie pues, traiga desaliento a esta Asociación porque la palabra “imposible“  no se encuentra en nuestro diccionario.
Este año, si los Dioses quieren, entregaremos el otro ambicioso  proyecto en el que estamos enterrando horas y dineros: el documental sobre la vida y la muerte de Juan Ignacio.
“La Juan Ignacio“ nacía como todos sabéis gracias a la testarudez de un Maño “secreto admirador“ del extinto ( y recalco lo de extinto ) Frente de la Juventud.  Luis Mombiela, un neófito, fue el que nos sacudió las telarañas de la cabeza y nos mostró una senda que habíamos dejado de transitar hacia tiempo.
Desde entonces, mucho ha llovido y algunos de los que empezaron esta aventura, nos han dejado. Otros, la mayoría, seguimos aquí. Cada baja, lejos de arredrarnos, nos ha incentivado y los que han venido, han mejorado con creces a los que no fueron capaces de seguirnos.
De aquella idea original de crear “algo“ nostálgico en torno a la figura de Juan, con la finalidad de ser depositarios de nuestra memoria histórica; hemos dado el paso decidido a intervenir en política con nuestras ideas, las de siempre, las que cada día que pasa, se rebelan ante nosotros como mas lúcidas ante la descomposición de la sociedad actual.
Pero es que además  Juan Ignacio nos lo hubiera exigido así, jamás hubiera consentido que nos convirtiéramos en un coro de plañideras que cada aniversario fuéramos a depositar unas rosas rojas sobre su lápida.
Juan era un guerrero y el mejor homenaje, tal vez el único, que le podemos ofrecer, es el de seguir la lucha por la que él murió.
La AC realizará un congreso en breves fechas. No vamos a dejar de ser una asociación cultural, es un formato económico en el que nos encontramos cómodos.
Pero sí vamos a crear una estructura orgánica similar a la de un partido. Y vamos a definir objetivos políticos y a concretar una línea ideológica de futuro. Vamos a resolver asuntos como con quién podemos ir .Y a quién, por muy mal que nos sepa, no podremos acompañar. Nuestra línea no va a ser un “retorno al pasado“, sino la de la ilusión por ganar el futuro. Los españoles aún no se han enterado, pero nos necesitan. Habrá pues que decírselo.
Necesitamos que cada uno de vosotros se afilie, pero que lo haga para militar; necesitamos vuestra cuota, pero necesitamos sobre todo vuestro trabajo y vuestra fe. Si creéis en nuestro proyecto y en las personas que formamos parte de él , no lo dudéis . . . “ hay un hueco en mi escuadra “.
Nuevamente, gracias por habernos acompañado, BOIA CHI MOLLA.
 
CENA ANTORCHADA 2012

18 dic. 2012

ANTORCHAS 2012 - Intervención de Belén de Espona


 
 
En el trigésimo segundo aniversario del vil e impune asesinato de JUAN IGNACIO GONZALEZ RAMIREZ, Fundador y Secretario Nacional del Frente de la Juventud, la Asociación Cultural In Memoriam Juan Ignacio quiere agradeceros a todos y cada uno de vosotros vuestro apoyo y vuestra presencia hoy aquí.
Especialmente, a todos los grupos de patriotas que habéis acudido desde Madrid y desde distintos puntos de España e incluso desde diferentes puntos de Europa.
Gracias por la disciplina y por el orden que habéis demostrado.
Gracias por el silencio sobrecogedor y por el respeto.
Y sobre todo gracias por haber abandonado, durante unas horas, ese nuevo patriotismo digital y virtual para transformarlo en el patriotismo real que en estos momentos terribles la Patria exige.
ESPAÑA SE NOS ESCAPA COMO ARENA ENTRE LOS DEDOS y ser patriota hoy significa implicarse, ser patriota hoy significa moverse, ser patriota hoy significa dejar la comodidad del sillón y del teclado y bajar a la calle, al asfalto, para luchar porque nuestra voz se oiga contra este sistema corrupto y caduco que lleva décadas con la única obsesión de callarnos y de hacernos desaparecer.
 
El Sistema no distingue entre unas siglas y otras y no entiende nada de nuestros personalismos.
 
El Sistema nos mete a todos en el mismo saco para perseguirnos a todos por igual, a todos los que estamos representados por esas banderas y por esas pancartas e incluso a los que habéis venido sin pancartas ni banderas...
 
Camaradas, Patriotas, todos tenemos el deber de mojarnos, porque en la orilla solo se quedan los cobardes.
Juan Ignacio González : ¡¡¡ PRESENTE !!!

PATRIA    JUSTICIA    REVOLUCION
 
 
 

ENTREVISTA A JUAN ANTONIO LÓPEZ LARREA EN RADIO

 
 

17 dic. 2012

ANTORCHAS 2012 - Discurso de Juan Antonio López Larrea


 
Este acto está dedicado a Carlitos Oriente. Siempre estarás con nosotros.
También a Josué  y a todos los patriotas presos.
Y como no, a JUAN IGNACIO y con él a todos los que murieron por el ideal de una España más justa.
Esta marcha la hemos realizado en su honor. Nosotros no olvidamos.
Dice una vieja canción falangista, “sé que si me matan, de la tierra en que yo muera, se alzará como una espiga, roja y negra, de la pólvora y la sangre, mi bandera".
Juan Ignacio  está presente hoy entre nosotros, se puede ver en los rostros de todos los jóvenes camaradas que como aquella espiga germina con la sangre de nuestros mejores.
En 1978, Juan Ignacio acompañado de un reducido grupo de jóvenes, levantaba la bandera del Frente de la Juventud, despertaba  el alma inquieta de muchos y hacía renacer el viejo sueño de la revolución, enfrentándose al inmovilismo de las fuerzas patriotas ancladas en su reciente pasado.
Aquel mismo año se aprobaba mayoritariamente la vigente constitución que ha proporcionado el marco legal para el saqueo de España.
En 1978, la tasa de paro en España no llegaba al 8 %, 34 años después, ya supera el 25 %. El sistema partitocrático que vino a traernos la libertad nos ha convertido en sus esclavos .
Eran los años en que nos llamaban locos porque vaticinábamos la caída del comunismo y el fracaso del estado de las autonomías.
Hoy en día el marxismo ha sido barrido por el mismo pueblo que decía proteger.
Y hoy en día,  no hay un solo español que no señale con el dedo al sistema autonómico como el máximo culpable de la situación de bancarrota y corrupción   en la que nos encontramos.
34 años después, se suceden los desafíos separatistas, los ultrajes a la bandera nacional y el desprecio absoluto por la historia; mientras que los “buenos españoles de derechas“ hacen valoraciones mercantiles acerca de la viabilidad de los estados catalán o vasco independientes, como si ya absolutamente todo estuviera sujeto a un precio en nuestra sociedad.
Pues bien nosotros, como ayer, decimos ¡NO!
Decimos no, porque la patria no es un concepto geográfico.
Nos reconocemos como patriotas porque mantenemos que España por encima de donde se establezcan sus fronteras, es una identidad,  una cultura común, es una forja de siglos, regada con el sudor y la sangre de nuestros antepasados.
España es un legado que recibimos en custodia, pero que no nos pertenece y que tenemos la obligación de dejar intacto a nuestros nietos.
Es nuestro deber mantener  España íntegra, tal y como la recibimos.
Pero no  la España actual, en la que el estado ha sido puesto al servicio de la economía, atento siempre a las demandas de los mercados financieros y las  plutocracias, dejando a sus hijos en el desamparo y condenándolos a la miseria .
¿Qué ha sido de aquel pueblo orgulloso que se levantó contra el invasor por el llanto de un infante?, ¿cuándo desaparecieron los hombres, como aquel alcalde  de Móstoles que declaró la guerra al emperador francés?
¿Cuándo desapareció  la valentía de un pueblo que posee cual ninguno en su historia, la firmeza de quemar unas naves, vender unas joyas o entregar el propio puñal, para que el enemigo vea que no vacila un Español ni aun en la muerte de su propio hijo, si es la defensa de la patria la que está en entredicho?.
¿Cuándo desapareció la entereza de los hombres  de España ?
“Serán traidores a la patria y miembros indignos del estado, los capitalistas, los ricos que se ocupen como hasta aquí, con incorregible egoísmo, de su solo interés sin volver la cabeza a los lados ni atrás, para contemplar la estela de hambre, de escasez y de dolor que les sigue y les cerca“.
Estas palabras de Onésimo Redondo, lanzadas a los cielos de Castilla pocas horas antes de entregar su vida, siguen hoy en día de una actualidad tan triste como esperanzadora.
Porque la esperanza y la fe resuelta en nuestra causa es la que hace que generación tras generación, sigamos empecinados en un grito desgarrador: REVOLUCION O LUCEROS ¡! .
 
 
 
España ha involucionado hacia un estado dominado por una casta política corrupta que mantiene un férreo control sobre todos los poderes, legislativo, ejecutivo y judicial. Y también sobre los medios de comunicación y las centrales sindicales.
Y desde ese control total, al que alegremente adjudican el titulo de democracia, se han dedicado  a empobrecer esta nación,  destruyendo el tejido industrial, asolando el campo, recortando cualquier beneficio social de los trabajadores y violando el estado de derecho al pactar con terroristas.
Y lo que es aún más grave, desposeyendo a este pueblo del orgullo que le hizo rebelarse contra invasores e  injusticias.
Aquel pueblo al que Napoleón en su retirada calificó como “la nación indomable”.
Y en el colmo del descaro y como prueba de la impunidad con la que estos políticos actúan, hasta han osado poner precio a la condición de español, tasando en 160.000 euros  la nacionalidad de Cervantes, Ignacio de Loyola o Maeztu.
Pero no con la intención de aliviar los problemas de un pueblo cada vez más próximo  a la desesperación y el hambre, sino para cuadrar los balances contables de los banqueros.
La banca está siendo la única beneficiaria del sudor del obrero.
Mirad a vuestro alrededor, abrid bien los ojos para contemplar las largas colas en los comedores sociales, albergues llenos de compatriotas lanzados de sus casas, los cajeros arropándoles por las noches del frio y la desesperación  tras un cristal blindado con cámara de seguridad, como símbolo de la inmensa distancia entre la opulencia de los banqueros y la miseria del pueblo.
Avisamos a todos los que nos habéis llevado a esta situación: nosotros no haremos prisioneros !!! .
Camaradas, la situación no admite ni más debates, ni mas estrategias, ni más demoras. No hay ninguna estrategia válida si esta pasa por formar parte del sistema. Algunos decidieron que era mejor cambiar de banderas, llegando a la conclusión de que nuestra lucha era baldía, pasando a formar parte de tal o cual plataforma política. Resulta grotesco ver babear por ser admitidos como figurantes del sistema a algunos que hasta ayer llamábamos camaradas.
Recordemos siempre cual debe ser nuestra postura ante los tiempos duros, “pase lo que pase, no se puede desertar ni por impaciencia, ni por desaliento, ni por cobardía“.
Nuestra lucha es la más ingrata pero también la más hermosa porque nos exige contar solamente con nuestras propias fuerzas.
Nosotros hemos rasgado todas las verdades reveladas, hemos escupido sobre todos los dogmas, hemos rechazado todos los paraísos y escarnecido a todos los charlatanes.
Estamos viviendo la hora de los enanos, estamos viviendo uno de los momentos más aciagos de nuestra vieja patria, estamos viviendo la decadencia del sistema partitocrático y los postreros coletazos del capitalismo, incapaz ya de reinventarse a sí mismo.
Solo puede haber una estrategia, ganar las calles, alzando la voz por encima del murmullo generalizado de los cobardes.
Solo hay un camino y será un camino largo y abrupto, pero es el que nos demanda el sacrificio de los caídos que hoy homenajeamos aquí.
Y ese camino es un grito ahogado desde hace años: REVOLUCION O LUCEROS!! , REVOLUCION O LUCEROS!! .
ARRIBA ESPAÑA Y ARRIBA EUROPA.
Por la PATRIA, LA JUSTICIA y la REVOLUCION.
 

12 dic. 2012

ELEGÍA DE UNA MAÑANA DE OTOÑO

 
 
Recuerdo aquella mañana como si hubiera sido ayer.
Era una mañana tan fría del otoño madrileño que hasta el sol se refugió entre las nubes.
O tal vez fuera porque incluso a él  avergonzaba asomarse aquel día. Quizás.
Quizás supiera que la ignominia iba a prolongarse durante 32 años.
Quizás  supiera que la inmundicia nunca saldría de los despachos en los que se urdió.
Quién sabe.
Quién sabe  si tal vez nos hubiera calentado,  aliviando los músculos crispados y dejando un reguero de color en nuestra  palidez, de haber sabido que la noble sangre vertida por verdugos la noche anterior,  iba a alumbrar un camino de fe inquebrantable a jóvenes que aún estaban por nacer .
Quién sabe.
Quién sabe si cuando un bastardo ordena quitar la vida de un hombre bueno, el producto de su silencio es una verdad rebelada a gritos.
Quién sabe.
Quién sabe si algún día la verdad vencerá a la mentira; la lealtad a la traición; el coraje a la cobardía y el amor a la felonía.
Quién sabe.
Quién sabe si el sometido derrocará a su opresor; si tercamente anotará en un papel el nombre de su amo cada cuatro años o volverá a oír latir en su corazón el de  aquellos que descubrieron nuevos mundos, surcaron océanos desconocidos y fueron forjadores de imperios.   
Quién sabe.
Quién sabe si mi pueblo, reo de indolencia, complice por omisión, esclavo del bocadillo a las 10 y del puente de Mayo, se rebelará como al francés el dos de mayo, como al moro en Covadonga, como al hereje en Utrecht.
Quién sabe.
Quién sabe si el orgullo derrotará al temor, la patria a la mentira, el trabajo a la usura.
Quién sabe, yo no.
Poco sé, tan solo lo que aprendí.
Buenos maestros no me faltaron. Hijo y nieto de obreros y campesinos, obrero soy . Noble mi gente, de raza y estirpe española, de esa España áspera y silenciosa, que con sudor extrajo de la tierra el pan que en su mesa puso y que con esfuerzo propio hizo grande esta tierra.
Benditos sean que me enseñaron a amar.
A amar a los que nos quieren, a amar el suelo que piso y a nunca dejar de amar a los que se fueron.
Poco mas sé, acaso lo que la vida me ha ido mostrando.
Pero aprendí lo necesario para afirmar que antes he de ver abrirse cielos e infiernos, que faltar  a mi juramento para con mi patria.
Sé que nunca seré de aquellos que son fusilados de espaldas.
Sé, que mil años que viviera, seguiría clamando justicia para mi camarada asesinado; porfiando contra todo y contra todos.

Porque aquella fría mañana del otoño madrileño, aquella mañana en que hasta el sol se avergonzaba, aquella mañana en que llevamos a hombros a Juan Ignacio, aquella mañana me heló el corazón de por vida.


JUAN ANTONIO LÓPEZ LARREA

12 de Diciembre, por Abelardo Pons





Hoy he amanecido a ocho mil Kilometros de mi Patria. Me encuentro en una tierra maravillosa, pero desgraciadamente no estoy disfrutando de las playas paradisiacas.
Estoy forzosamente exiliado de los míos, para poder llevar a mi familia, los garbanzos, que estos miserables niegan al castigado pueblo español.
Desgraciadamente, hay todavía varios exiliados del Frente que sus terribles delitos todavía no han prescrito, por esta manipulada e infame justicia. Para no hacerles daño, omito sus nombres, pero vaya nuestro recuerdo y admiración para estos patriotas que treinta años después siguen siendo perseguidos.
Lejos de mi Patria, pero mas cerca si cabe, de mis recuerdos. Juan Ignacio, como no podía ser menos, hoy preside mi memoria.
Quinientos desahucios diarios, patriotas en prisión, insolidaridad de las regiones de España, usura medieval disfrazados de banqueros, historia reinventada por analfabetos, Reyes felones y corruptos, terroristas excarcelados y dueños del poder de facto.
Hoy 12 de Diciembre, sí que hay algo que celebrar. Y no es la muerte, ni el asesinato impune realizado por el putrefacto sistema. Celebramos que uno de los “Grandes” que ha dado nuestra Patria, se sentirá orgulloso porque el derramamiento de su sangre ha servido de abono para marcar el camino de rebeldía y el sendero de nuestra lucha.
Juan Ignacio, hoy se amontonan cantidad de recuerdos, de momentos maravillosos que compartimos. Tuve el grato honor,  durante muchos años, de estar a tus órdenes.
Compartimos momentos buenos, momentos buenísimos, pero también momentos duros, muy duros.
Viste caer a muchos de tus muchachos, palizas brutales, emboscadas, linchamientos. Y tu, nunca dejaste tirado, a ninguno de ellos. Siempre supiste dar respuesta adecuada a los miserables te tocaran a los tuyos.
Recuerdo también aquellos camaradas heridos de bala, Cecilio, Sacarino, Victor, siempre te preocupaste de que estuvieran acompañados en sus largas recuperaciones en el hospital, para que nunca se sintieran solos.
No puedo callar la indignación que te causaban los cobardes y terribles asesinatos de los delincuentes de la ETA. Siempre que te fue posible, nos desplazamos, para acompañar a las victimas, darles fuerzas y consuelo, y manifestarles que no estaban solas. Por las tardes, y por las noches, te encargabas de organizar que algún barucho de mala muerte, desapareciera del casco viejo. Nunca faltó la acción de castigo correspondiente para la basura etarra. Recuerdo aquellos terribles momentos, era duro, muy duro ver la soledad y el desprecio que eran sometidos los familiares de nuestros asesinados. Era increíble ver cómo hombres de la Policía Nacional y Guardias Civiles, esperaban tu llegada, para que limpiaras lo que ellos no se atrevían a hacer.
Intentaron sin éxito acobardarte, te detuvieron sin pruebas, te aplicaron la infame Ley antiterrorista, elaborada para terminar con los patriotas, te colgaron, te torturaron, te amenazaron. Y no consiguieron nada.
Tu espíritu era cada día más combativo y luchador. Presumo de haber tenido el honor de estar detenidos juntos, incluso de compartir celda. Eso para mi, no tiene precio. Tu fortaleza en esos momentos, era sencillamente asombrosa. No te amilanabas, y conseguías que los torturadores bajaran la cabeza, pues no se atrevían a mirarte a la cara. Yo he sido testigo. Después de torturarte, siempre buscaban una excusa para disculparse y decir lo buenos que habían sido. No tengo dudas de que lo hacían “por si acaso” no fuera que diese la vuelta la tortilla.
Nunca olvidaré la fiesta que me hicisteis cuando me liberaron de la cárcel. Tu cumpleaños y el mio eran seguidos, y también lo hemos celebrado juntos. Recuerdo ese magnifico perro que tenías, creo era un sheter irlandés, ese día se bebió en mi casa una botella de Wiski, el pobre animal estaba dormido y abrazado a la botella. A la hora de divertirse, seguías siendo el número uno.
Pero te hiciste peligroso para el sistema, según palabras del inefable “Rosón”, la ETA y el Frente de la Juventud eran los mayores peligros de la democracia.
No solo, el sistema canalla, te asesinó. Además intentaron manchar tu memoria con absurdas difamaciones, como el arreglo de cuentas. ¡Miserables canallas y asesinos!
¡Creéis que el tiempo ha borrado vuestros abominables delitos!.
Dormid con un ojo abierto, porque la justicia llegará irremediablemente, y ya no os lo dice un niño, como a los que torturábais y amenazábais. Esos niños se han hecho hombres.

BRASIL 12 de diciembre de 2012.

Abelardo Pons.