Dedicado a Juan Ignacio: "Otoño en Madrid"

18 nov. 2012

Intervención de Juan Antonio López Larrea en las VII Jornadas de la Disidencia



Buenas tardes a todos y gracias por haberos acercado a escuchar nuestra voz en esta jornadas que son la fiesta anual de todos los que disentimos de la forma en que han organizado nuestra forma de vida, tanto política, como socialmente y que se conoce con el eufemismo de “sistema”.
Disidente se es todos los días, pero nos gusta reunirnos una vez al año, precisamente para celebrar el ser unos bichos raros en una sociedad alienada.
Felicitar pues al CIRCULO DE ESTUDIOS LA EMBOSCADURA, agradecer que hayan vuelto a contar con nosotros este año y reconocer con admiración el inmenso esfuerzo que supone organizar unas jornadas como éstas.
Antes de pasar a presentaros al conferenciante, como es costumbre en nuestra organización, queremos pedir la libertad para Josué Estébanez y para todos los patriotas que son perseguidos y proscritos por haberse enfrentado al sistema, con un recuerdo muy especial para el Sr. Ruiz Gallardón que se ha convertido en el paladín de la dictadura democrática. Shalom Alberto, no eres el primero, ni serás el último que pone precio a nuestras cabezas, pero mira qué cosas, aquí seguimos, generación tras generación.
También queremos dedicar esta conferencia a los hermanos Rubén y Álvaro Leal y a Abelardo Pons, camaradas que han tenido que emigrar a buscarse las habichuelas allende los mares. Sabéis que siempre estáis en nuestros corazones. Esta conferencia va por vosotros.
Hace ahora un año y en este mismo foro se vestía de largo y daba sus primeros pasos la AC IN MEMORIAM JUAN IGNACIO.
Desde ese día, muchas son las actividades que hemos realizado.
Conferencias, presentaciones de libros, manifestaciones, nuestra marcha de las antorchas, incluso nos hemos atrevido con un acto anual, con un formato copiado a éste, al que llamamos JORNADAS DE PRIMAVERA y que realizamos de manera itinerante por toda España. Ya estamos en condiciones de anunciaros que este año nos desplazaremos a Santander para realizar la PRIMAVERA CANTABRA, allá por el mes de mayo.
Nuestra organización ha crecido considerablemente a lo largo de este año, sobre todo en un sentido: ha madurado. Todo el mundo coincide en que lo más importante que la AC JUAN IGNACIO ha conseguido, es el hecho de servir de catalizador de nombres propios con una experiencia escuadrista y política que no se podía ni se debía extraviar.
Es en este contexto en el que quiero presentaros a un camarada, tan conocido y avalado por su currículo militante que difícilmente se podría añadir nada más, salvo algo fundamental y que no aparece en sus datos biográficos: su calidad humana y su inmenso compromiso con la causa.
Fernando Cantalapiedra es uno de esos pocos líderes que un día, ante el naufragio económico – que no de ideas – de su proyecto, decidió irse a su casa y no ser uno más del maremágnum de siglas a añadir a la ceremonia de la confusión.
Si no estás en la solución, estás en el problema. Y Fernando así lo entendió y no le tembló el pulso a la hora de firmar el acta de disolución de un proyecto, en el que había invertido toneladas de ilusión, de esfuerzo y, ¿por qué no decirlo?, de dinero.
Hablaba hace un momento de calidad humana y militante y solo dejaré un apunte para no alargarme más, Fernando es un militante de base de la AC JUAN IGNACIO, disciplinado y eficaz en las tareas que le son encomendadas, la mayoría de éstas, carentes de lucimiento.
No sé de cuantos camaradas que algún día tuvieron cargos de responsabilidad y por las circunstancias que fueren, dejaron de tenerlos se puede afirmar esto.
También debo decir, ahora que no nos oye, que Fernando es nuestra arma secreta.
Camaradas y amigos que hasta aquí os habéis acercado a escuchar nuestra palabra, con vosotros, FERNANDO CANTALAPIEDRA VILAR.



 Madrid, 16 de noviembre de 2012