Dedicado a Juan Ignacio: "Otoño en Madrid"

7 oct. 2012

Acto en desagravio a la Legión Cóndor. Intervención de JORGE ÁLVAREZ


Estamos hoy aquí para reparar un ultraje, para dar respuesta a una injusticia.
La primavera pasada, el Partido Socialista instó al Ayuntamiento de Madrid a retirar una placa situada aquí mismo, en la que se honraba a siete aviadores de la Legión Cóndor caídos durante nuestra guerra civil en los alrededores de Madrid y cuyos restos reposan aquí. Ante la pasividad del equipo de gobierno, los socialistas acudieron a la Embajada de la República Federal de Alemania con su demanda revanchista. Y sorprendentemente, la legación diplomática alemana decidió acceder a las exigencias de los socialistas madrileños y procedió a borrar la inscripción grabada en la placa.
 
Los socialistas sabían lo que hacían al acudir a la embajada alemana. En el año 1997 y con motivo del LX aniversario del bombardeo de Guernica, el presidente de la República Federal de Alemania, Roman Herzog, pidió públicamente perdón a las víctimas. Al año siguiente, siguiendo la estela del presidente, el parlamento alemán aprobó una ley por la que se retiraban los honores a todos los aviadores alemanes que hubiesen formado parte de la Legión Cóndor. En base a esta ley, la fuerza aérea de la República Federal de Alemania debía cambiar los nombres de todas las unidades e instalaciones que honrasen a estos aviadores. Como ejemplo ilustrativo, el Ala de Caza 74 Werner Mölders, acantonada en el Sur de Baviera, fue obligada a cambiar de nombre. Poco importaba que Mölders hubiese sido el primer piloto de caza con cien victorias acreditadas en combate. Su nombre fue borrado.
Todo esto, nos llena aún más de indignación al ver que sólo en los alrededores de Madrid hay cerca de media docena de monumentos a los extranjeros que lucharon a favor de la República. En concreto, en el Cementerio de Fuencarral existe un monumento a los soviéticos caídos en la guerra civil. Y muy cerca de Madrid, en el pueblo toledano de santa Cruz de la Zarza, en el que estuvo ubicado un aeródromo republicano, en 2009 se erigió un monumento a los cinco aviadores soviéticos allí enterrados. La respuesta del gobierno de la Federación Rusa fue completamente distinta a la del gobierno de la República Federal de Alemania. Los rusos enviaron a la inauguración del monumento en Santa Cruz de la Zarza a una delegación diplomática y militar con una corona de flores con los colores blanco, azul y rojo, los de Rusia, no el rojo de la Unión Soviética. Todos sabemos que el régimen de la Rusia actual no tiene nada que ver con la Rusia bolchevique, de la misma forma que el régimen de la Alemania actual no tiene nada que ver con la Alemania nazi. Sin embargo, los rusos han sabido asumir su pasado, como parte de su historia y sin complejos. Alemania no.

Como consecuencia de esta connivencia cobarde y mezquina de los socialistas españoles y de la embajada alemana, esta placa fue borrada. Y nosotros hoy, hemos venido aquí para reparar el ultraje a estos jóvenes aviadores alemanes que vinieron voluntarios a luchar por la libertad y la unidad de España y que aquí quedaron para siempre.

 
Caídos de la Legión Cóndor ¡Presentes!



 
 

.