Dedicado a Juan Ignacio: "Otoño en Madrid"

17 ene. 2012

Mariano Sánchez-Covisa: "YO ACUSO A FRAGA IRIBARNE"

Recuperamos un escrito del año 1982 de Mariano Sánchez-Covisa dirigido por el autor "a los españoles en general y, especialmente, a los dirigentes, militantes y simpatizantes de Alianza Popular".


YO ACUSO A FRAGA IRIBARNE
 Ante las próximas elecciones, creo mi deber advertir que un católico español no debe dar su voto a los separatistas y marxistas (PSOE, PCE) o liberales traidores y masones (UCD, PDL, CDS, etc. y Fraga), ni aun con la disculpa del mal menor o del voto útil, léase voto tonto o voto del miedo.
También deseo destacar la verdadera personalidad del presidente de Alianza Popular, Manuel Fraga Iribarne, la figura política más dañina y el personaje elegido por las sociedades secretas para dividir a los patriotas. Su propaganda le presenta ante la opinión pública como tenaz anticomunista y defensor de los valores tradicionales. La orquestación marxista coopera con ello tildándole de involucionista y fascista. Su oculto propósito es beneficiarse de los votos de los buenos españoles para luego traicionarlos. Fraga, políticamente, es un estafador.
Para evitar un nuevo fraude al pueblo, y el engaño al que se hallan sometidos muchos patriotas encuadrados en Alianza Popular, me permito recordar algunos hechos históricos que perfilan la figura de Fraga, que de joven fue un aventajado estudiante. Sus compañeros de Milicia Universitaria recuerdan cómo aseguraba: ”seré Ministro”. Con este propósito debió ingresar en FET de las JONS y ocupar altos cargos con repetidos juramentos de fidelidad ante los Santos Evangelios a las Leyes Fundamentales y a los Principios del Movimiento, como los de: Secretario General del Instituto de Cultura Hispánica, Secretario Nacional del Consejo Nacional de Educación, Secretario General Técnico del Ministerio de Educación Nacional, Delegado Nacional de Asociaciones, Subdirector del Instituto de Estudios Políticos, Director del Instituto de Estudios Políticos y Consejero de Estado.
En 1962 se hizo cargo del Ministerio de Información y Turismo y suprimió el “toque de atención” y los himnos patrióticos al final de las emisiones de Radio Nacional y Televisión Española. Bajo su mandato se adquirirían ediciones completas de libros marxistas y separatistas en vasco y catalán para distribuirlas gratis a través de las Delegaciones, siguiendo la labor ya iniciada durante su permanencia en el Instituto de Estudios Políticos, donde prologó y editó el libro de texto en los cursillo revolucionarios, escrito por el teórico marxista Jan Kozak titulado “El asalto al Parlamento”, que era afanosamente estudiado en los incipientes movimientos comunistas. Inició la política de “liberalización”, con la consiguiente aparición de obras ofensivas a los ideales del 18 de Julio, propaganda marxista en prensa, conferencias y espectáculos; y libros inmorales, hasta el punto que fueron prohibidos en Hispanoamérica y en los países socialistas.
Fraga fue el autor de la Ley de Prensa, con la que aceleró el desmoronamiento del régimen. Protegió a los curas rojos, como el P. Gamo. Es curioso que cuanto mayor era el odio en el extranjero contra España, salía el ministro Fraga al exterior y era entusiásticamente recibido por los dirigentes políticos enemigos de la Patria. En cierta ocasión, se atrevió a ofender a los excombatientes al exponer en Londres que como no había pertenecido al Ejército Nacional durante la Guerra de Liberación,  “no tenía las manos manchadas de sangre”.
La etapa como Embajador en Londres en 1973 la aprovechó para intrigar contra el Régimen que representaba y que había jurado defender, entrando en contacto con la oposición marxista a través de Carrillo y Tierno Galván, y asistiendo a reuniones de la Platajunta, incluso la que tuvo lugar en el Hotel Meurice, de París, donde se adoptaron los acuerdos para la eliminación política del presidente Carrero Blanco.
Como Ministro de la Gobernación en 1975 le debemos: la autorización y protección del XXX Congreso del entonces ilegal y clandestino sindicato socialista UGT; su contribución con Areilza y Garrigues a la Reforma Política (léase traición política); la prohibición de la concentración en la Plaza Mayor de Madrid, convocada por los excombatientes a los 6 meses de la muerte de Franco; la trampa de Montejurra, para la cual, de acuerdo con Adolfo Suárez, habilitaron cinco millones de pesetas, concediéndose más tarde la amnistía tanto sobre estos sucesos como en el asesinato del Almirante Carrero Blanco y el atentado de la calle del Correo, para que no trascendieran las responsabilidades gubernamentales. Facilitó la entrada clandestina de Santiago Carrillo y, conjuntamente con los Servicios dependientes de Presidencia del Gobierno, protegió sus andanzas por España. ¿Cabe política más demoledora y subversiva?
Fraga, trabajador infatigable, honesto en el trato con los caudales públicos y padre de una familia respetable, por otra parte es de esos políticos en los que el mentir y faltar a las promesas y juramentos constituye una función normal. Partidario del divorcio, no tiene inconveniente en cenar con su protegido Santiago Carrillo cuando éste se cubría con peluca. Fue invitado con Felipe González a las reuniones de la organización masónica de los Bildelbergers (Sinarquía mundial). Votó y aconsejó el SI a la nefasta Constitución de 1978 atea, ambigua, contradictoria y separatista, que redactó principalmente con el socialista Peces Barba y el comunista Solé Tura. Propuso como conferenciante y presentó en el Club Siglo XXI a Santiago Carrillo. Se opone a la formación de un Frente Nacional. Se atreve a declarar que Ceuta y Melilla deben cederse a Marruecos. ¿Para qué fue a Israel?.  Su amor al ejército le lleva a participar en la manifestación de repulsa por el 23-F codo a codo con los marxistas y a declararse totalmente opuesto al escrito de los cien militares. Con total falta de pudor, Fraga afirmó ufano ante los periodistas en Caracas en 1981: “Soy el iniciador de la reforma política” y “yo traje a Santiago Carrillo del brazo”. Admite en su partido a los prohombres del Opus Dei. ¿Era entonces sincera su postura en el asunto Matesa?. Fraga se cree muy listo y piensa que el resto de los españoles somos tontos, pudiendo resultar que él no sea tan listo ni los españoles tan necios que no sepamos que el anterior secretario de su partido, el sefardita Félix Pastor Ridruejo es un criptocomunista y notario del PCE. Fraga tampoco tiene reparos en solicitar y admitir para Alianza Popular las subvenciones del delegado oficioso de Israel en España y representante de B´nai  B´rith, Max Mazín.
Y para terminar, baste decir que en un local del Paseo de la Habana en Madrid se celebró un acto del Club de Convergencia Democrática con asistencia de la élite izquierdista de la capital: Satrústegui, Tierno Galván, Ruíz Giménez, Raul Morodo, Calvo Serer, Trevijano, Castellanos y, naturalmente, Fraga. Alguien del público le increpó llamándole fascista, Tierno y Ruíz Giménez se esforzaron en convencer al auditorio que Fraga era un converso sincero. En su defensa, Fraga replicó: “Gracias a mi labor subterránea y de zapa como Ministro de Información primero y de la Gobernación después, se pueden celebrar actos como éste”. ¿Más claro?.
Solo me resta hacer mías las palabras del Teniente Coronel de la Guardia Civil D. Antonio Tejero Molina el 24 de Febrero de 1981: “Fraga, eres peor que Carrillo” y destacar que, si en su juventud aspiraba a ser Ministro, en la actualidad se propone llegar a ser Presidente de la República.
El militante de Alianza Popular que conozca este escrito tiene la obligación moral, después de comprobar las afirmaciones expuestas, de difundirlo ampliamente y exigir la expulsión de su presidente, y si ésta no se consigue, darse de baja en el partido.
En último caso, que vote a quién desee, pero sabiendo a quién vota. Y el que quiera entender, que entienda.
ESPAÑA ES LO ÚNICO IMPORTANTE.   ¡ARRIBA ESPAÑA!
1 de Octubre de 1982
MARIANO SANCHEZ-COVISA